Baiona recibe a alumnos del sudeste asiático con motivo de la puesta en marcha del Campus Residencial Universitario

El alcalde, Carlos Gómez, junto con Marcos Comesaña y Carlos Quintás, presidente y vicepresidente respectivamente de la Asociación de Empresarios y Comerciantes de Baiona, recibieron a alumnos procedentes de Indonesia, Malasia, Filipinas e India. La recepción se produjo con motivo de la finalización del curso académico que los alumnos cursaron en la Universidad de Vigo. Hasta la fecha estos jóvenes se alojaban en otras ciudades fuera de la Villa pero, gracias a la puesta en marcha de proyecto Baiona Campus Residencial, se pretende que en un futuro próximo parte de estos estudiantes procedentes en su mayoría de países tan lejanos como los citados opten por Baiona como lugar de residencia mientras cursan sus estudios en el CUVI.

Carlos Gómez destacó las muchas ventajas que la villa ofrece a los estudiantes tales como, cercanía al CUVI, a tan solo 30 minutos en línea directa en autobús por autopista y gratis para los menores de 21 años, señaló también la proximidad de todos los servicios como son centro de salud, pabellón deportivo, biblioteca, restaurantes, comercios, además de la cercanía de las playas, montes para práctica de senderismo, actividades náuticas, etc. “Pretendemos que en un futuro próximo, gracias al proyecto Campus Residencial, Baiona sea un referente entre la comunidad universitaria como lugar de residencia mientras cursan sus estudios en la Universidad de Vigo”, señaló Gómez.

Comesaña y Quintás, representantes de los empresarios, pusieron en valor la importancia de “divulgar por el mundo y sobre todo entre la comunidad estudiantil y docente” las virtudes y ventajas de residir en una Villa tan hermosa como es Baiona mientras se cursan los estudios universitarios. En el acto también estuvo presente Gonzalo Martínez, gerente de la empresa Campus Spain, cuya función es traer alumnos de latitudes lejanas a cursar estudios en la Universidad de Vigo. Inicialmente estaba prevista la visita de más de una treintena de estudiantes pero, debido a la pandemia y por razones protocolarias de desplazamiento, se vieron forzados a adelantar el viaje a sus lugares de origen.