El PP de Gondomar acusa a Paco Ferreira de condenar al cierre a los comercios del centro de la Villa

El Partido Popular afirma que definitivamente el alcalde quiere convertir a Gondomar en una Villa Muerta y sin futuro. “Al Sr. Paco Ferreira solo le importa la noticia, las publicaciones y sobre todo la foto de la inauguración. El centro de la Villa de Gondomar puede estar muy bonito, pero si el comercio muere de poco vale”, afirma su portavoz Paula Bouzós.

Esto viene a razón de las últimas noticias que afirman que el Ayuntamiento de Gondomar sigue invirtiendo en humanizaciones en el centro de la villa, mientras las parroquias siguen en el olvido. La Diputación Provincial de Pontevedra aprobó en la última sesión de la comisión de gobierno dos nuevas inversiones en humanizaciones en el centro de Gondomar por importe de 234.350€. Los proyectos aprobados son la reforma del cruce de la Avenida Conde de Gondomar con la calle Emigrante por importe de 60.750€, y el cruce de la calle Elduayen con Ángel Urzaíz y Eduardo Iglesias por un importe de 173.600€.

Estas humanizaciones vienen a sumarse a la hecha en la legislatura pasada en la Plaza Paradela y a las recién anunciadas de la calle Manuel Alonso por un importe de 115.000€ y la Plaza Rosalía de Castro, que esta semana salió a licitación por un importe de 833.544€.

“El Sr. Ferreira sigue haciendo oídos sordos ante las demandas de los comerciantes, de los vecinos y de los grupos de la oposición, que le reclaman un consenso a la hora de ejecutar estos proyectos de humanizaciones”, afirman desde el Partido Popular, que considera vienen a destruir la vida comercial del centro de Gondomar, “y a la vista está lo que acontece con la zona de la Plaza Paradela y su entorno, donde cada vez hay más comercios cerrados”.

Le piden al mismo tiempo que invierta más en las parroquias en las que muchos de los vecinos siguen careciendo de algo tan esencial como el suministro de agua, el saneamiento o de unas vías públicas en condiciones suficientes para poder acceder a sus viviendas.

“Desde el Partido Popular pedimos al alcalde que recapacite un poco y se avenga al diálogo con los vecinos, comercios y grupos de la oposición para consensuar unos proyectos que favorezcan la convivencia entre los vecinos y favorezca la supervivencia de los comercios y locales de hostelería”, concluye la portavoz del PP gondomareño.