Nigrán arranca un programa pionero en Galicia de atención a personas con problemas de salud mental

El Ayuntamiento de Nigrán arrancará desde este lunes con el programa “Achego” de la asociación de salud mental Avelaíña con la particularidad de incorporar de manera pionera en Galicia la figura del “asesor personal” para que aquellos vecinos que viven solos mantengan su autonomía. El objetivo de esta iniciativa integrada en el programa “Un Nigrán para todos” y evitar su institucionalización supliendo la ausencia de lazos familiares o vecinales mediante un referente para ellos que les facilite el acceso a unos servicios básicos y a una vida comunitaria. El Ayuntamiento tiene consignados 7.857€ para que funcione durante todo este año y en el 2022 hará el correspondiente.

“Queremos que las personas con problemas de salud mental que viven solas o a las que de pronto les falten sus tutores tengan un referente que supla esa ausencia para garantizarles una vida autónoma e integrada en la sociedad”, explica el alcalde, Juan González, a quién precisamente progenitores mayores le trasladaron esta inquietud por el futuro de sus hijos. “Son personas que tienen problemas de salud mental pero que pueden vivir perfectamente de manera independiente si les facilitamos un apoyo, o también personas que viven con sus padres muy ancianos y que, de pronto, deben afrontar la vida sin ellos”, explica González, quien incide en que “se trata de evitar su ingreso en residencias ofreciendo un mínimo de ayuda”.

Según la prevalencia de un 16% de este tipo de dolencias en Galicia, Nigrán contaría con 2.880 personas que sufren algún problema de salud mental (muchos sin diagnosticar) y, oficialmente, 443 disponen de un certificado de discapacidad al respecto, registrándose en el 2019 un total de 2.158 consultas de psiquiatría de vecinos del municipio. Sin embargo, los propios técnicos de Avelaíña subrayan que la pandemia y los confinamientos y consecuencias laborales asociadas han aumentado de manera alarmante en la población los problemas de ansiedad, miedos, apatías, incertidumbres, cambios emocionales…

Ante esta realidad preocupante, a partir del lunes 2 de agosto este servicio municipal formado por una psicóloga y una trabajadora social comenzará a operar inicialmente en el Centro de Información a la Mujer (Carretera por la Vía, 69) con atención directa los lunes y miércoles de 8:30 a 14:30 horas y posteriormente se trasladará a una oficina en las antiguas casas de los maestros de Vilameán, cuya reforma como centro social para los mayores comenzará en las próximas semanas.

La entidad sin ánimo de lucro Avelaíña se centrará inicialmente en la línea 1 de su programa “Achego” como punto de arranque para desarrollar otras iniciativas al tiempo que diseña y analiza los casos apropiados para recibir el servicio de “asistente personal”.

“El equipo de intervención psicosocial funcionará como una sala previa a la Unidad de Salud Mental siendo los referentes de la población y trabajando coordinadamente con los Servicios Sociales del Ayuntamiento, Atención Primaria, Juzgados, etc.”, inciden desde Avelaíña, donde señalan la dispersión poblacional y de los servicios terapéuticos como uno de los principales problemas en Galicia para recibir una asistencia correcta en salud mental. “Lo más importante es actuar de manera temprana y rápido para evitar un mayor sufrimiento a la persona y a su entorno y poder mejorar la situación”, explican. En este sentido, las perspectivas no son nada favorables ya que, según diversos estudios, las consecuencias psicológicas de esta pandemia se manifestarán en las personas más vulnerables en forma de estrés postraumático, trastorno obsesivo compulsivo, fobias, hipocondría, traumas, etc. “Por eso este servicio es más urgente que nunca”, concluye González.

Así, esta unidad de apoyo comunitario ofrecerá información y asesoramiento personal, apoyo psicológico también para los cuidadores, rehabilitación específica para actuar en el aspecto deteriorado de cada quien (estimulación cognitiva, autocontrol y manejo del estrés, adherencia al tratamiento…) y, finalmente, promoverá hábitos saludables entre la población.