Los motores del Rallye Rías Baixas rugirán de nuevo en Gondomar

La 54 Edición del Rallye Rías Baixas, emblemática prueba de motor a nivel nacional e internacional, regresa este sábado a Gondomar, donde realizará tres tramos del recorrido y otros tantos pasos de control. Todo está preparado para que los ciudadanos del municipio y visitantes puedan disfrutar del paso veloz de los conductores, así como de los diferentes vehículos participantes en esta ocasión.

“Es una satisfacción para nuestro municipio, en el que existe una clara afición por el motor, recuperar el sonido de los coches del Rallye Rías Baixas, prueba puntuable para el Campeonato de España de Rallyes de Asfalto”, señala el alcalde Paco Ferreira, quien felicitó al equipo de la Escudería “por el esfuerzo que realizan año tras año y que permitió mantener viva esta prueba con su tesón y esfuerzo y, sobre todo ilusión, que les impidieron rendirse a pesar de los momentos difíciles que dejamos atrás”.

Por otra parte agradeció el trabajo que los voluntarios y las fuerzas de orden pública realizan para garantizar la máxima seguridad en todos los trazados, y apeló a la responsabilidad del público para que respeten todas las indicaciones y señalizaciones que hay y “así poder disfrutar plenamente de una prueba sin riesgos innecesarios”.

Cierre de calles, punto control y tramos

El paso de la prueba por el centro de la villa, donde se realizarán los controles, obligará a cerrar el tráfico a la circulación el mismo sábado entre las 08:30 y las 20:30 horas en la Avenida de Elduayen y Eduardo Iglesias, entre las calles Otero Pedrayo y Manuel Losada, prohibiéndose el estacionamiento en el aparcamiento junto a la Casa Peralba, que quedará reservado para la organización. El control de paso se situará en este tramo y se realizará a las 09:15 horas, a las 13:00 horas y a las 17:00 horas.

Como en anteriores ediciones la prueba registrará tres pasos cronometrados por el municipio, concretamente en el tramo Vilas-Prado dirección Porriño (10,65 kilómetros), donde se establecerán puntos controlados por comisarios y cronometradores, así como de seguridad donde deberá situarse el público que quiera disfrutar del espectáculo. Este tramo se cerrará a la circulación una hora y media antes de cada pasada, previstas a las 10:00, a las 14:12 y, por último, a las 18:24 horas.