Baredo, Baíña y Santa Cristina de A Ramallosa se pasan a la tecnología LED

Baiona continúa con la renovación del alumbrado público del municipio, un proyecto impulsado desde la Concejalía de Alumbrado Público del Concello, que como explica el concejal Óscar Martínez, “está suponiendo la renovación de la luminaria eléctrica del alumbrado público del municipio con un cambio a tecnología LED, con el objeto de mejorar su eficiencia energética y conseguir un mayor ahorro en las facturas eléctricas”.

En esta ocasión, las mejoras se están llevando a cabo en diferentes tramos de las parroquias de Baredo, Baíña y Santa Cristina de A Ramallosa. Los trabajos están consistiendo en la sustitución de las luminarias con el suministro y montaje de lámparas LED, manteniendo la columna o brazo existente, así como las mejoras en las instalaciones eléctricas cuando sean necesarias.

Un proyecto con un importe de 49.130,13 euros, que está subvencionado por el Programa Operativo FEDER de la Unión Europea cuyo lema es “una manera de hacer Europa”, la Diputación de Pontevedra y el propio Concello de Baiona, y que tiene en cuenta la protección del medio ambiente con la disminución de las emisiones de gases de efecto invernadero mediante un uso eficiente y racional de la energía.

Otra ventaja de la luminaria LED es que este tipo de lámparas tiene una vida útil mayor, aproximadamente 50.000 horas, reduce la huella de carbono en un 50% y la nueva luminaria es 100% reciclable. La renovación del alumbrado también va a redundar en la calidad de la iluminación pública del municipio, aumentando los niveles de iluminación, mejorando la uniformidad media de servicio y la calidad cromática de la luz.

El Alcalde de Baiona, Carlos Gómez, destaca que “el objetivo es seguir con las mejoras energéticas en el municipio y dar continuidad a la instalación de tecnología LED. Así se mejorará la eficiencia energética, sustituyendo las luminarias desfasadas existentes por otras con mejor rendimiento que suponen un consumo de energía más reducido y respetuoso con el medio ambiente. Esta actuación busca una mejora para los usuarios y usuarias diarios de estas zonas y para el Concello, que logrará reducir el consumo de electricidad de más de un 80% y reducir el gasto de la luz que soporta mensualmente”.