La Xunta pone a la gondomareña Maderas Pérez Giménez como ejemplo del trabajo de la industria forestal

El vicepresidente económico y conselleiro de Economía, Empresa e Innovación, Francisco Conde, visitó esta mañana las instalaciones de Maderas Pérez Giménez para conocer sus proyectos. Destacó que esta empresa familiar de Gondomar es el espejo en el que se debe fijar la industria forestal gallega para desarrollar cadenas de valor que impulsen la innovación, permitan una gestión sostenible de nuestros montes e incrementen la competitividad del sector.

Empresa familiar de cuarta generación, Maderas Pérez Giménez se dedica a la producción de madera desde 1963 para la fabricación de embalaje industrial, construcción, carpintería y fabricación de soportes internos de sofás. Cuenta con 20 empleados, un volumen de facturación de 3,5 M€ y una producción anual de 25.000 toneladas de madera que en un 60% se destina al mercado nacional y el resto a países como Portugal o Marruecos. Conde, que estuvo acompañado por el alcalde de Gondomar, Paco Ferreira, destacó que se trata de una empresa internacionalizada y que apuesta por la sostenibilidad procurando llegar al residuo cero.

Tal y como explicó el vicepresidente económico, esta empresa utiliza la innovación y la tecnología para dar valor añadido a sus productos. Coincide, pues, con el impulso que desde la Xunta se está haciendo de la digitalización de esta industria. En este sentido, estos apoyos dan una puntuación adicional para inversiones en instalaciones fijas para la 1º transformación de madera o biomasa o para aplicar medidas de control de plagas como la instalación de secadores, para ayudar a empresas que, como Maderas Pérez Giménez, se encuentran en zonas afectadas por los efectos del nematodo del pino.

Las ayudas de la Xunta para impulsar el uso de tecnologías, valorizar productos a través de la innovación o para formación permitirán beneficiar a más de 165 empresas, alrededor de 10 asociaciones y más de 1500 profesionales, movilizando cerca de 40 M€.