El pleno de Baiona acuerda, a petición del PP, instar al gobierno a dar marcha atrás a la subida de impuestos

El PP de Baiona trata de que el Gobierno del Estado dé marcha atrás en su intención de subir los impuestos a los ciudadanos y con ese afán presentó una propuesta en el pleno ordinario de este mes de junio, celebrado la pasada semana, para instar al Ejecutivo de Pedro Sánchez a no seguir ahogando a las familias con tributos. Una moción que logró sacar adelante con los votos a favor de Ciudadanos y del BNG y que contó con el voto en contra del principal partido del gobierno local, el PSdeG, al que representa el Alcalde, Carlos Gómez.

Para el grupo municipal popular, no es justo que en un momento en el que las familias y también las administraciones más cercanas a los vecinos, como son los Concellos, están atravesando un momento económico especialmente difícil a causa de la pandemia del Covid-19, desde el Estado se pretenda querer seguir haciendo caja a costa de asfixiar a impuestos a quienes, con mucho esfuerzo, ya están contribuyendo con sus obligaciones fiscales a pesar de que en muchos casos les cuesta llegar a final de mes. “Incluso, el propio gobierno local reconoció en el pleno que el incremento en el precio de la luz costará a las arcas municipales unos 50.000 euros más al año”, recuerdan los populares.

“Subida del impuesto de matriculación, al gasoil, donaciones, sucesiones, de las pólizas de seguros, de la luz, de los peajes en las autovías, de la bombona de butano o la eliminación de la tributación conjunta de las parejas, entre otros, como pretende el Gobierno de España supondría para los baioneses una carga tributaria demasiado pesada contra la que el PP continuará luchando a través de los organismos oficiales como el pleno de la corporación local en el que quedó constancia de ese rechazo frontal de la corporación a la política del Ejecutivo socialista”, concluyen.