Premiado un proyecto para mejorar la recogida selectiva de residuos en el hospital Álvaro Cunqueiro

La Asociación Profesional de empresas medioambientales de Galicia- APROEMA, reconoció un proyecto del SERGAS como el de la mejor entidad pública que está trabajando a favor de la conservación del Medio ambiente. Se trata del proyecto de “Ciencias del Comportamiento aplicadas a la segregación de residuos en el hospital Álvaro Cunqueiro”. Recogieron el premio el subdirector de enfermería del Área Sanitaria de Vigo, Xoan Hermelo, y la técnica de Innovación y Sostenibilidad de Galaria, Beatriz Piñeiro.

En el marco de la estrategia de Economía Circular del Servizo Galego de Saúde, se diseñó una intervención para la mejora de la recogida selectiva de residuos en el entorno hospitalario. El carácter innovador de esta propuesta reside en que su diseño se basó en la evidencia científica de las Ciencias del Comportamiento en relación a la conducta de reciclaje, actuando sobre la señalítica de los contenedores de reciclaje, y buscando incidir directamente sobre la conducta de separación, tanto de los usuarios como de los trabajadores sanitarios.

Las Ciencias del Comportamiento estudian los procesos que rigen nuestro procedimiento y toma de decisiones, y han revelado la manera en que el comportamiento ambiental se ve influido en mayor medida por pequeños factores, aparentemente irrelevantes, que por las estrategias basadas en la información o en los incentivos. La intervención fue diseñada en base a estos factores y utilizando estrategias que sistemáticamente tense mostrado eficaces a la hora de influir en la conducta de reciclaje.

Mejora de hasta un 88%

Esta prueba piloto, que se implementó en tres puntos concretos del hospital, tuvo como objetivo medir y comparar las mejoras en la segregación de residuos, haciendo énfasis en los plásticos, mascarillas y guantes, que han incrementado su uso a raíz de la COVID-19.

Los resultados muestran mejoras en la separación de todas las facciones de residuos, registrándose un incremento en la correcta separación de hasta un 88%. Un dato muy significativo es lo de los niveles de contaminación por guantes, que son unos de los residuos depositados incorrectamente con mayor frecuencia en los hospitales. Tras esta intervención se constató que el porcentaje de guantes depositados había sido del receptáculo de “Restos” disminuyeron de uno un 80% a un 20%.

Dado el éxito de este piloto, se va a replicar la intervención en los principales centros sanitarios de Galicia.

Esta es una de las propuestas de reducción de impacto ambiental que forman parte del proyecto de sostenibilidad medioambiental del área Sanitaria de Vigo. En esta iniciativa coloraron Galaria, Empresa Pública de Servicios Sanitarios; la Universidad de Vigo a través del máster de Gestión del Desarrollo Sostenible; y la Universidad de Santiago de Compostela.