La Guardia Civil y la Policía Local sorprenden infraganti a tres grafiteros en Baiona

La Guardia Civil investiga penalmente por un delito de daños a tres jóvenes, acusados de realizar más de una veintena de pintadas con grafitis en el municipio de Baiona. Las investigaciones se iniciaron el pasado mes de febrero a raíz de una denuncia presentada en la Policía Local por el dueño de una clínica veterinaria de la localidad, al que le habían pintado varios grafitis en las persianas de su establecimiento.

La proliferación de estas pintadas en la localidad, con grafitis que se repetían, tanto en inmuebles de propiedad particular como en el mobiliario público, dio lugar a un dispositivo de investigación y prevención que se llevó a cabo de forma coordinada entre del Puesto Principal de Baiona-Nigrán y la Policía Local de Baiona.

El operativo dio sus frutos cuando una patrulla de la Policía Local y otra de la Guardia Civil sorprenden infraganti a tres jóvenes que estaban pintando varios grafitis bajo uno de los puentes de la autopista AG-57, en el Barrio de Bouzós, en la parroquia de Sabarís.

En el momento de la actuación, se interviene a los autores 31 sprays de distintos colores, 2 botes de pintura, 1 rodillo y una escalera telescópica, que son depositados provisionalmente en dependencias del Puesto de la Guardia Civil de Baiona.

Al comparar las características de los grafitis que estaban realizando cuando fueron sorprendidos, con el resto de las pintadas que se habían detectado, se le atribuyen, al menos, la autoría de una veintena de pintadas que se realizaron durante los últimos tres meses en distintos establecimientos comerciales, edificios particulares, además de un autobús y mobiliario urbano.

Como consecuencia de estos incidentes, que causaron importantes daños materiales pendientes de evaluar, hasta el momento se recibieron ocho denuncias, entre ellas la que interpuso el concejal de Vías y Obras del Concello de Baiona, por los daños ocasionados en varias inmuebles y superficies de titularidad municipal.

También se intervino de oficio en otros tres casos identificados. Se trata de dos edificios de viviendas y un establecimiento comercial, cuyos propietarios no habían presentado denuncia.

Las investigaciones concluyeron con la investigación penal de los presuntos autores por un delito de daños. Se trata de tres jóvenes, de edades comprendidas entre los 20 y 21 años, vecinos de Vigo, Nigrán y Porriño.

Las diligencias instruidas se entregaron en el Juzgado de Instrucción de guardia de Vigo.