El BNG anima a la participación en la marcha en defensa de la Sierra de A Groba

FOTO: SOS GROBA // Serra da Groba.

La Sierra de A Groba constituye un espacio de grande riqueza natural, patrimonial, arqueológica y paisajística que, en este momento se ve amenazado por la instalación de parques eólicos. En concreto, los proyectos tramitados implicarían un total de 44 aerogeneradores y 4 subestaciones de transformación y transporte.

Por este motivo, desde el BNG apoyan y animan a la participación en la marcha contra este proyecto eólico, convocada por el IEM y la Plataforma SOS a Groba, para este domingo 16 de mayo a las 11:00 horas la vista de pájaro de la Mata, con el fin de sumar fuerzas con el objetivo de frenar esta nueva amenaza a nuestro medio natural, al tiempo que reclamará en el Parlamento Gallego la máxima protección medioambiental para la Sierra de A Groba.

Para el BNG el modelo eólico del PP, que amenaza a la Sierra de A Groba y otros muchos espacios naturales a lo largo del territorio gallego, obedece a un modelo depredador que coloca Galicia como mera productora de energía al servicio del expolio de las grandes eléctricas.

“Las grandes empresas del oligopolio eléctrico y los gobiernos de la Xunta y del Estado pretenden que Galicia sea una gran productora de energía sin capacidad de decisión, con un modelo que no cuenta con la participación social y sin garantías de protección medioambiental, como en el caso de la Sierra de A Groba”, apuntan desde el BNG.

Frente a este modelo, la organización nacionalista continuará a defender una energía eólica sostenible, justa y gallega, que permita que gallegas y gallegos se beneficien de la condición de potencia productora de energía eléctrica.

“En este sentido, hace falta corregir la antidemocrática falta de transparencia e información existente sobre estos proyectos eólicos y garantizar la participación de la sociedad gallega. Siendo fundamental contar con una nueva legislación y un nuevo Plan sectorial que ordene el territorio y blinde aquellas zonas que, como la Sierra de A Groba, deben estar libres de eólicos”, concluyen los nacionalistas.