La Xunta autoriza la inversión de 2,6 millones en las obras para reducir el riesgo de inundaciones en Gondomar

La Xunta colaborará con el Ayuntamiento de Gondomar para minimizar el riesgo de inundaciones en los ríos Miñor y Zamáns, a su paso por este municipio pontevedrés, con una inversión autonómica que supera los 2,6 millones de euros.

El Consello da Xunta autorizó hoy la firma de un convenio de colaboración entre Augas de Galicia y el Ayuntamiento de Gondomar para llevar a cabo las obras necesarias para mejorar el drenaje en la confluencia de estos ríos a su paso por el municipio de Gondomar, para minimizar las posibles consecuencias de su desbordamiento en esta zona cualificada como de riesgo potencial significativo de inundaciones.

Se trata de intervenciones estructurales en el tramo del río Miñor, entre el puente situado en la avenida del Conde de Gondomar -aguas arriba del antiguo colegio- y el puente de la avenida Curros Enríquez; y en el tramo del río Zamáns, desde la ponte que hay en la avenida Elduayen hasta su desembocadura en el río Miñor.

En el cumplimiento del objeto del convenio autorizado hoy por el Gobierno gallego, la entidad hidráulica de la Xunta asume íntegramente la financiación de las actuaciones destinadas a reducir los efectos negativos de los asolagamientos en esta área. Las obras estarán cofinanciadas en el marco del programa operativo Feder Galicia 2014-2020.

Augas de Galicia llevará a cabo a contratación y ejecución de las obras, así como su dirección y gestión hasta completar su finalización.

Por su parte, mediante este acuerdo el Ayuntamiento de Gondomar asume la puesta a la disposición y gestión de los terrenos necesarios, tal y como establecen los convenios de colaboración de estas características en todas las confederaciones hidrográficas y de acuerdo con la instrucción del propio Ministerio para la Transición Ecológica. También asume el deber de conseguir las autorizaciones necesarias para la ejecución de los trabajos, de recibir las obras, así como su mantenimiento y conservación, empleando las instalaciones ejecutadas de acuerdo con la finalidad prevista.

El detalle de las actuaciones

El ayuntamiento de Gondomar, en los últimos años, fue afectado por lluvias y temporales que ocasionaron el desbordamiento de sus ríos al paso por el núcleo urbano.

Las actuaciones objeto del convenio autorizado hoy por el Ejecutivo autonómico, que buscan minimizar los asolagamientos en este contorno, están recogidas en el Plan de gestión específico realizado en el área de riesgo potencial significativo de inundaciones de los ríos Miñor y Zamáns, nos cuáles Augas de Galicia previó las distintas opciones para el desarrollo de intervenciones que contribuyan a minimizar el riesgo de inundación.

En las obras previstas destaca la actuación en el río Miñor, con la demolición de la ponte de la avenida Curros Enríquez y la construcción de una nueva estructura en este río sobre la carretera autonómica PO-340, de casi 85 metros de longitud y con tres vanos.
También se propone la ejecución de un canal de alivio bajo el nuevo viaducto, conectando los ríos Zamáns y Miñor para que funcione a modo de desagüe complementario en el caso de episodio de inundaciones, así como actuaciones en los muros del río Zamáns, elevando la altura de la valla existente y ejecutando otro muro pantalla que sustituya el actual, que está dañado.

Además, se actuará en el rebaje del río Miñor y se adecuará la zona, eliminando el relleno junto al campo de fútbol en el margen izquierdo, con actuaciones en los paseos, accesos a las pasarelas y otras adaptaciones necesarias para mejorar la accesibilidad.

La estas intervenciones principales se sumarán otras actuaciones complementarias, como la adecuación y mejora de la zona del paseo Carlos Casares, la limpieza de los lechos de ambos ríos y la recuperación del bosque de ribera.

Plan de gestión específico del área de riesgo potencial significativo de inundación
Augas de Galicia redacta y revisa cada seis años a evaluación preliminar del riesgo de inundaciones de la demarcación hidrográfica Galicia-Costa. Desde el 1 de mayo y hasta el próximo 30 de julio está abierto a la participación pública el nuevo Plan de gestión de riesgo de inundaciones 2021-2027, que se espera aprobar a finales de año.

En paralelo, Augas de Galicia está desarrollando los planes específicos de gestión en 9 zonas fluviales con mayor riesgo de inundaciones. Se trata de los entornos del río Umia, en Caldas de Reis y Puertas; Ulla-Sar, en Padrón, Dodro, Rianxo, Rois, Catoira, Pontecesures y Valga; el Anllóns, en Carballo; Campeda, en Vimianzo; Fontecova y Traspuesta, en Viveiro; Baíña y el Groba, en Baiona; así como en el Lagares, en Vigo.

Estos planes recogen medidas y actuaciones paliativas y preventivas de aplicación por las distintas administraciones, Junta y ayuntamientos, para minimizar el riesgo de comilonas.

El Gobierno gallego sigue apostando por la colaboración entre las administraciones y agentes implicadas para estar más preparados frente al riesgo de inundaciones y alcanzar una más rápida y mejor recuperación frente a sus posibles consecuencias.