Detenido un nigranés ebrio y con el permiso de conducir suspendido tras una persecución por Vigo

La Policía Local de Vigo detuvo este domingo a V.G.R, varón de 59 años de edad, nacido en Nigrán y domiciliado en la ciudad olívica. Los hechos ocurrieron sobre las 22:00 horas en la calle Emilia Pardo Bazán. A las 19:30 horas, Agentes de esta Policía Local que realizaban un control rutinario de seguridad en la calle Baixada a Laxe, fueron envestidos por el conductor de un turismo de la marca Peugeot Partner, cuando le estaban dando el alto, teniendo que apartarse de forma brusca uno de ellos para evitar ser atropellado.

Los actuantes intentaron localizarle tras el incidente pero le perdieron de vista debido a la velocidad a la que circulaba. Sobre las 22:00 horas, los mismos funcionarios localizaron al citado vehículo que transitaba por la calle Emilia Pardo Bazán en sentido Beade, motivo por el que comenzaron a seguirlo. El conductor, al percatarse de la presencia policial comenzó a circular a gran velocidad accediendo a Camiño Quiros, desviándose a continuación por Camiño Moiania, llegando a la carretera de Miraflores.

En la glorieta sita en dicha confluencia el turismo llegó a subir a la acera por donde transitaban varios peatones que se vieron obligados a apartarse para evitar ser atropellados. Asimismo, el resto de conductores que pretendían acceder a la rotonda detuvieron la marcha para no colisionar. Continuó la persecución hacia la carretera Ponte Segade dirección Plaza Moledo, lugar donde se encontraban varias personas participando en el rodaje de una película. El conductor realizó un zig zag, llegando a poner en peligro la vida de dichas personas.

A continuación accedió a la calle Baixada o Río circulando en varias ocasiones por el carril contrario, calle Cacheno, calle Xesteira, Calle Cavada, Balde y Cas Marcelo. Se trata de caminos muy estrechos donde había vehículos estacionados a un lado de la calzada y el conductor con el fin de evitarlos, llegó a colisionar con el muro de una finca particular sita en la confluencia de las calles Balde con Cas Marcelo, teniendo que detener su turismo debido al golpe, por lo que se apeó del mismo, momento en el que los actuantes procedieron a su detención.

Procedieron a realizarle la prueba de alcoholemia, la cual dio un resultado penal de 0,84 y 0,85 mg/l de alcohol en ambas pruebas. También se comprobó que le figuraba una suspensión temporal del permiso de conducir por pérdida de vigencia sin haber realizado el curso de capacitación que le permita conducir vehículos a motor. En cuanto a la propiedad del turismo figura a nombre de otra persona, la cual manifestó que había dejado el turismo en un taller días atrás, no sin antes advertir de que éste carecía de seguro e ITV en vigor.