Dos mariscadores de Baiona donan a la Casa de la Navegación un ancla lítica encontrada en el mar de Silleiro

La Casa de la Navegación de Baiona cuenta en sus instalaciones con una nueva pieza de alto valor gracias a la entrega por parte de dos ciudadanos baioneses de un ancla lítica. Se trata de un ancla de granito que fue recuperada de los fondos marinos del municipio, concretamente de la zona de A Carral en Cabo Silleiro, el pasado mes de noviembre, por los mariscadores José M. Durán Vicente e Iván González Rodríguez. La pieza fue descubierta por el buceador Iván González mientras faenaban al erizo.

La pieza en cuestión tiene dos agujeros, por el superior se ataba el cabo y los agujeros inferiores eran para pasar unas uñas de madera, elementos con los que se agarraba en el fondo. Al ser de material perecedero, estas uñas no se conservaron. Se reconocen varios modos de colocarlos: simplemente encajadas a presión, fijadas con pequeñas cuñas en el borde o incluso se apunta la posibilidad de ninguna fijación a mayores, puesto que la madera mojada hincha, lo que impediría que se soltase, y el hecho de tener un poco de holgura evitaría su rotura en caso de que se produzca un tirón del barco.

Desde el Museo señalan que este tipo de piezas eran utilizadas por navegantes desde la protohistoria, fenicios y púnicos, anteriores a los romanos, en embarcaciones de madera semejantes a la representada en el petroglifo de Auga dos Cebros (Santa María de Oia). Ambos elementos (anclas líticas y petroglifo de barco) son ejemplo de la navegación antigua por nuestras costas desde hace más de 3000 años. En cuanto a las dimensiones del ancla, tiene 65 cm de largo; un ancho máximo de 35 y mínimo de 26; un espesor de 15,5 y un peso de 60 Kg.

El Alcalde de Baiona, Carlos Gómez Prado, y la concejala de Cultura, Miriam Costas Iriarte, han querido agradecer a José M. Durán Vicente e Iván González Rodríguez esta aportación, que ha sido registrada ya en los inventarios y catálogos del Museo, dejando constancia de su procedencia para cualquier estudio en el cual se mencione esta pieza. El regidor ha destacado la donación, ya que “es gracias a la voluntad y sensibilidad de personas como José M. e Iván que se estudia, se restaura y se pone en valor una parte de nuestra historia para el disfrute público. Esta pieza contribuirá a tener una visión más amplia de lo que ha sido la historia marinera de Baiona”.

Se conocen más de cien ejemplares localizados en las costas gallegas pero es la primera de estas características en esta zona. El ancla lítica encontrada en el mar por Jose Manuel e Iván ya luce en la exposición de la Casa, acompañada del dibujo del barco de Pedornes, pues ambos están próximos en el tiempo. La riqueza histórica de este territorio viene de lejos.

Este viernes 7 de mayo se celebró el 820 aniversario de la fundación de Baiona y para celebrar esta efeméride desde el Concello se ha elegido este fin de semana tan especial para escenificar la donación del ancla lítica. También para conmemorar esta fecha la Casa de la Navegación de Baiona ha proporcionado la entrada libre y una visita comentada por sus instalaciones a las 12:00 para la cual ha sido necesario apuntarse, debido a las condiciones de aforo.