Los menores de 21 años de toda Galicia podrán viajar gratis en el transporte interurbano de la Xunta

La conselleira de Infraestructuras y Movilidad, Ethel Vázquez, avanzó que en este mes de mayo los menores de 21 años de toda Galicia podrán viajar gratis en el transporte interurbano de la Xunta empleando la tarjeta Xente Nova.

De este modo, el Gobierno gallego culminará la extensión a todo el territorio de la Comunidad de esta medida social de apoyo a las familias iniciada en el año 2016, de la que actualmente ya se están beneficiando 79.000 jóvenes gallegos menores de 21 años que viajan gratuitamente en el autobús de la Xunta. La previsión del Ejecutivo autonómico es duplicar el número de beneficiarios y más que duplicar la inversión que destina a pagar estas bonificaciones, pasando de 1,9 millones de euros a 4,3 millones al año.

Durante su comparecencia en el Pleno del Parlamento de Galicia, para informar de las previsiones y principales líneas de actuación de la Consellería en esta legislatura, la titular de Infraestructuras y Movilidad destacó la fuerte apuesta y el ingente trabajo del Gobierno gallego por modernizar y renovar las líneas de autobús interurbano de toda la Comunidad.

Ethel Vázquez se refirió a la culminación, en el mes de diciembre, de la implantación del Plan de Transporte Público de Galicia, que supuso la activación de 127 contratos y la renovación de más de 3.100 líneas de autobús que, con 50.000 paradas, prestan 300.000 servicios al mes. “Nunca en la historia de Galicia se hizo una apuesta como la que estamos haciendo por el transporte público”, resaltó.

La conselleira destacó la voluntad de la Xunta de seguir con esta línea de impulso y de mejora del transporte público. Indicó que hoy mismo el Diario Oficial de Galicia publica la aprobación del Área de Transporte de Galicia, que permitirá extender las ventajas del transporte metropolitano al conjunto de la Comunidad. Según trasladó, en primavera se comenzarán a firmar los primeros convenios de adhesión con los ayuntamientos, con el objetivo de proceder a la implantación efectiva a lo largo del segundo semestre del año.

El Área de Transporte de Galicia permitirá aplicar a cualquier viaje realizado en un autobús dependiente de la Xunta en todo el territorio los descuentos en los precios del billete que ya disfrutan actualmente en las áreas de transporte metropolitano que hay constituidas. El empleo de la Tarjeta de Transporte Público de Galicia supondrá una bonificación de 0,50 euros en el precio de cada viaje, que será asumida, de forma general, en un 80% por la Xunta y el 20% por el ayuntamiento adherido. A esta bonificación se sumará el descuento del 10% en los viajes a los usuarios de la tarjeta TMG, con independencia de si el ayuntamiento está adherido o no.

Ethel Vázquez invitó a los ayuntamientos a sumarse al Área de Transporte de Galicia porque esto supondrá para sus vecinos una bonificación mínima de 0,65 euros en el precio de cada viaje.

Los usuarios frecuentes sumarán bonificaciones por recurrencia. Además, el Área de Transporte de Galicia supondrá la despenalización total de los trasbordos con el autobús urbano de las ciudades adheridas en los viajes que se abonen con la tarjeta del Transporte Público de Galicia. Con la implantación del Área de Transporte de Galicia la Xunta espera bonificar 17,5 millones de viajes al año.

Con todo, y para que los usuarios no tengan que esperar a la implantación del Área de Transporte para disfrutar ya de algunas de sus ventajas, la conselleira adelantó que desde el próximo 1 de abril se reforzarán los descuentos para usuarios recurrentes en el transporte público de la Xunta, extendiéndolos más allá de las áreas de transporte metropolitano. Para disfrutar de esta nueva bonificación por recurrencia los usuarios deberán abonar sus viajes empleando la tarjeta TMG.

Bonificaciones para familias numerosas en las autopistas de la Xunta

De cara a ayudar a la economía de las familias, la titular de Infraestructuras recordó que en verano se pondrá en marcha una nueva bonificación para las familias numerosas en las autopistas de titularidad de la Xunta, en la AG-55 y en la AG-57. La medida, recogida en la Ley de Impulso Demográfico, beneficiará a las 27.000 familias numerosas existentes en la Comunidad, situando a Galicia como pionera en la aplicación de estos descuentos. Estas bonificaciones se vendrán a sumar a las que ya se vienen aplicando a los usuarios frecuentes y en horario nocturno.

La conselleira contrapuso la situación de las autopistas de titularidad de la Xunta -de las más baratas de España y que a comienzos de año registraron una bajada del precio en varios trechos manteniéndose estables en el resto-, con la situación de la AP-9, de titularidad del Gobierno central, que volvió a subir las tarifas el 1 de enero y fue, además, la autopista que más subió de España.

Insistió en la necesidad de que el Gobierno de España materialice, lo antes posible, las bonificaciones comprometidas para la AP-9 y defendió que estos descuentos deben ser útiles y justos para los gallegos, y no suponer beneficios para la concesionaria.

Ethel Vázquez recordó que la Xunta ya trasladó su propuesta de bonificaciones para la AP-9 en el mes de febrero, propuesta que también fue abordada en el encuentro entre el presidente de la Xunta y el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana del pasado 10 de marzo. En esa reunión el Gobierno gallego consiguió que el Ministerio atendiera la demanda de trabajar conjuntamente en el diseño de las bonificaciones de la AP-9 y garantizar que esos descuentos beneficien a los usuarios frecuentes y a los transportistas.

La conselleira de Infraestructuras y Movilidad destacó, además, que la Xunta seguirá trabajando por la transferencia de la AP-9 a Galicia pero “no a la cualquier precio”, sino con los medios técnicos y económicos necesarios para su correcta gestión hasta el final de la concesión, así como con los recursos precisos para realizar todas las mejoras previstas.

Deber de la Xunta en la defensa de los intereses de Galicia

Ethel Vázquez defendió como “deber y responsabilidad” de la Xunta la defensa de los intereses de Galicia. Destacó, en esta línea, además de la demanda de las bonificaciones para la AP-9, las infraestructuras estatales pendientes en la Comunidad e infraestructuras clave: como la parte ferroviaria de las estaciones intermodales; la llegada del AVE; mejoras en el ferrocarril, como el Feve, la línea A Coruña-Ferrol o Vigo-Ourense; la conexión de Lugo en alta velocidad; el Corredor Atlántico, el tren a Langosteira o la Salida Sur de Vigo.

Se refirió, en concreto, a las infraestructuras viarias pendientes, como la autovía entre Santiago y Lugo, cuya finalización la Xunta reclamó para el Xacobeo; a la necesidad de impulso de las autovías del interior de Galicia: la autovía entre Ourense y Lugo y entre Ourense y Ponferrada; la autovía de A Mariña o la nueva autovía entre Vigo y O Porriño.

Ethel Vázquez mostró su deseo de que el Gobierno cumpla su compromiso de llegada del AVE en este año, como ha asumido.

Espera, además, que en la reunión del próximo mes de abril a la que se han emplazado el presidente de la Xunta y el ministro Ábalos se puedan dar nuevos pasos y concretar avances en la Salida Sur de Vigo, que el Ministerio se ha comprometido a impulsar, junto con una conexión directa con el puerto de Vigo. “Aunque nos gustaría que se diese un paso más”, lo cierto es que es un primer paso”, en palabras de la conselleira, de cara a continuar con la prolongación de la alta velocidad hacia Portugal, prioritaria para los intereses de Galicia.

Destacó, además, la importancia de que el presidente de la Xunta lograra convencer al ministro Ábalos para que se comprometiera en firme con la financiación de la conexión ferroviaria a Langosteira. En este sentido destacó que el tren del puerto exterior debe hacerse, “sí o sí, sin condiciones”. Recordó que se trata de un proyecto maduro, que puede ser financiado con los fondos de recuperación y resiliencia, y que el Ministerio de Transportes prevé destinar 5.700 millones de estos fondos al ferrocarril, donde tendrían encaje los 140 millones que precisa la conexión de tren de Langosteira.

En cuanto a la conexión de Lugo en alta velocidad, Ethel Vázquez afeó al Gobierno de España que haya incumplido su promesa de que el AVE llegaría a Lugo en 2021, cuando se están licitando aun los contratos de la primera fase de los trabajos y no hay ninguna obra significativa aún en marcha. Censuró, además, que los planes del Gobierno pasen por no ejecutar la segunda fase prevista, las variantes de Rubián y de Os Peares, que suponen un ahorro de tiempo de más de 20 minutos. Recordó que la renuncia a estas variantes supone, en la práctica, rebajar la inversión comprometida de más de 1.000 millones a 550 y dejar a los lugueses sin alta velocidad ferroviaria, algo que la Xunta, dijo, no puede consentir.

Necesidad de juntar esfuerzos para apoyar a los ayuntamientos

La titular de Infraestructuras y Movilidad finalizó su intervención refiriéndose al importante apoyo técnico y financiero que la Xunta viene prestando a los ayuntamientos en sus competencias de saneamiento, depuración y abastecimiento. Aludió a las dificultades, probadas, de muchos municipios para mantener y conservar las infraestructuras del ciclo del agua en las debidas condiciones.

Recordó, en este sentido, que la Xunta está trabajando en un sistema de ayuda a las entidades locales, con la suma de esfuerzos entre las distintas administraciones: Xunta, Diputaciones y Ayuntamientos. El objetivo, dijo, es ayudar a los ayuntamientos a gestionar con mayor eficacia y eficiencia sus depuradoras y potabilizadoras municipales y ofrecerles una gestión más profesionalizada, eficiente y de calidad de las infraestructuras hidráulicas.