Gondomar dota a los apicultores de trampas para combatir la vespa velutina

El Ayuntamiento de Gondomar, a través de su Concejalía de Medio Ambiente, hizo entrega de un centenar de trampas a apicultores del municipio para evitar la formación de nidos y la proliferación de las vespas velutinas en los meses en los que esta especie inicia su reproducción.

Las trampas servirán para atraer hasta ellas a las reinas, coincidido con los meses en los que construyen los nidos primarios en los que mantienen hasta a 50 nuevos ejemplares, que posteriormente construirán los nidos secundarios mucho más grandes y en más cantidad.

En total se hizo entrega de un centenar de trampas que se repartieron entre 50 apicultores del municipio. Cada uno de ellos recibió un par junto a dos dosis de líquido te atraje para llenarlas, así como una pequeña explicación por parte de los técnicos de su funcionamiento.

Al acto de entrega asistió el regidor del municipio, Paco Ferreira, acompañado por el edil de Medio Ambiente, Brais Misa, y recordó que “desde siempre nuestro gobierno mostró su disposición para ayudar a los apicultores o a quién se veía afectado por esta especie invasora, lo ser fundamental a colaboración entre administraciones aunque la responsabilidad de prestar los medios y la ayuda es de la Xunta de Galicia, a través del 012”.

Hizo hincapié en que ese debe ser el teléfono a lo que se dirijan aquellos que detecten un nido de velutinas para que se lo retiren pero conscientes de que la respuesta “es demasiado lenta o no cumple los plazos indicados” vecinos expertos vienen realizando esta tareas desde hace tiempo.

A ellos se les agradeció el trabajo realizado y el pasado año se les hizo entrega de tres trajes de protección integral y materiales específicos para que realicen esta labor, que desarrollan de forma altruista. En lo que llevamos de año se retiraron 32 nidos de avispa velutina, a los que se suman los cerca de 200 del 2020. La vespa velutina es una especie que supone un riesgo para la biodiversidad ya que afecta directamente a la producción apícola y frutícola, al estar su dieta formada básicamente por abejas y fruta.