Guardacostas requisa 50 nasas y dos kilos de pulpo en la playa de Patos

FOTO: GARDACOSTAS // Peixe requisado na zona das Carolinas, en Ribeira.

Agentes del Servicio de Guardacostas de Galicia, dependiente de la Consellería del Mar, requisaron cerca de 700 kilos de distintas especies de pescado y marisco, más de 460 útiles y 350 metros de artes de enmalle en diferentes controles realizados en los últimos días en el litoral de Galicia. La zona en la que se produjeron más incautaciones fue la ría de Pontevedra, con más de 270 útiles y 350 metros de artes de enmalle retirados, al tiempo que se decomisaron cerca de 132 kilos de productos del mar.

El operativo más importante de los desarrollados en aguas de la ría pontevedresa supuso la incautación de 254 nasas a dos embarcaciones -144 a una y 110 a otra- por tenerlas caladas fuera del horario que habían autorizado. A estas se sumaron otras 16 nasas retiradas del mar por estar sin identificar. En esta actuación se levantaron las correspondiente actas de presunta infracción a las embarcaciones identificadas y los cerca de 32 kilos de camarón que se encontraban dentro de las nasas fueron devueltos al mar.

En otro dispositivo realizado en el litoral pontevedrés, y con inspecciones también en tierra, los agentes del Servicio de Guardacostas decomisaron cerca de 50 kilos de distintas especies, principalmente centolla ovada y choco y lumbrigante de tamaño inferior al permitido. Los guardacostas levantaron actas de presunta infracción a los profesionales identificados y devolvieron tanto el centollo como el lumbrigante al mar, mientras que el choco fue entregado a una entidad benéfica.

Un tercer control en aguas de la ría de Pontevedra -entre Sanxenxo, Beluso y Aguete- se saldó con el levantamiento de cinco actas de presunta infracción a distintos profesionales por distintos incumplimientos de la normativa de pesca y con la incautación de tres útiles y 350 metros de artes de enmalle así como el decomiso de cerca de 30 kilos de centolla que fue devuelta al mar. Otros controles desarrollados en esta zona finalizaron con cantidades menores de decomisos e incautaciones.

No obstante, el operativo con más decomisos de los últimos días se produjo en tierra, en la zona de las Carolinas, en Ribeira. En un control realizado a una furgoneta que transportaba distintas especies de pescado, los agentes requisaron más de 180 kilos de merluza que no llegaba a la talla mínima requerida y que, al igual que otros 220 kilos de pota, 37,2 kilos de merluza, 17,5 kilos de cabra, 10,3 kilos de pez espada y 7,2 kilos de lirio, carecía de la documentación que avalara su trazabilidad. Los guardacostas levantaron acta de presunta infracción al propietario de la furgoneta y entregaron los cerca de 486 kilos de pescado decomisado a un centro benéfico próximo.

En la ría de Vigo los efectivos del organismo dependiente de la Consellería del Mar desarrollaron dos operativos que se saldaron con la incautación de 182 nasas que estaban sin identificar y cinco kilos de pulpo que fueron devueltos al mar. En el primero de ellos, realizado en la ensenada de Cangas, se incautaron de 132 nasas y tres kilos de pulpo mientras que en el segundo, en la playa de Patos, retiraron 50 nasas y dos kilos de cefalópodo.

En la ría de Ares y A Coruña, por su parte, los agentes requisaron seis salabardos y un vivero así como 72 kilos de centollo y más de cinco kilos de nécora. Los útiles estaban sin identificar y buena parte de la centolla era de talla inferior al permitido o estaba ovada, que fue devuelta al mar junto con los ejemplares de nécora.