La plantación de secuoyas más grande de la península ibérica está en el Galiñeiro

La Comunidad de Montes de Vincios, siguiendo con el desarrollo del proyecto “Vincios Verde”, finalizó estos días la plantación de 6 hectáreas y más de 1200 árboles de la especie Sequoia Sempervirens, dando un paso más en sus objetivos de recuperar el monte quemado en el año 2017. Haciendo así un monte multifuncional con retornos escalonados de las inversiones, los niños y niñas que hoy hijos de comuneros serán los gestores del futuro y pensando en ellos y en las próximas generaciones se hace esta repoblación.

“Estamos creando un monte ‘mosaico’ con discontinuidad vegetal en caso de fuegos, y haciendo al mismo tiempo barreras naturales contra esos fuegos, dadas las características de la propia sequoia con una cáscara que la protege de los incendios a partir de cierta edad. La madera de la sequoia es de alta calidad y de alto valor, empleada tanto para exterior como para interior en la construcción. El uso de materias renovables es fundamental para el futuro del planeta tal y como lo conocemos, y el compromiso de nuestra Comunidad de Montes con el medio ambiente, el clima, y la producción alternativa están en nuestra hoja de ruta”, señalan desde la Comunidad de Montes de Vincios.