Baiona suspende la programación navideña hasta nueva orden

Carlos Gómez Prado, alcalde de Baiona, mantuvo este jueves a mediodía una reunión telemática con responsables de la Consellería de Sanidade en la que se valoró la evolución epidemiológica de la Covid-19, después de que se comunicara que el municipio se encuentra en nivel de alerta máxima. Tras analizar pormenorizadamente la situación, el regidor baionés ha decidido suspender las actividades de la programación cultural navideña Bai Nadal hasta nueva orden marcada por la Consellería de Sanidade de la Xunta de Galicia.

El alcalde apela, más que nunca, a la responsabilidad colectiva e individual para que se revierta la curva de contagios y volvamos a una situación de cierta normalidad, como acontecía hasta hace no mucho. Además Gómez Prado también se reunió con el oficial jefe de la policía local, con el fin de analizar la situación y las medidas a implementar a nivel local.

El regidor señala que “es preciso que mantengamos la tranquilidad y la serenidad, y que interioricemos cuál es nuestra nueva normalidad”, además de llamar a una actitud “de un pueblo cohesionado y unido”. Asimismo, se insiste en que la ciudadanía mantenga las medidas de seguridad e higiene establecidas por las autoridades sanitarias, como son el uso obligatorio de la mascarilla, el mantenimiento de la distancia interpersonal, el lavado continuado de manos y la utilización de gel hidroalcólico.

Desde esta medianoche, las vecinas y vecinos de Baiona no pueden entrar ni salir de la villa excepto en casos estrictamente necesarios y justificados. Asimismo, se producen algunas modificaciones en cuanto a las reuniones sociales y funcionamiento de algunos sectores productivos. En este sentido se limitan los grupos para el desarrollo de cualquier actividad o evento de carácter familiar o social en la vía pública, espacios de uso público o espacios privados, a un máximo de cuatro personas, excepto en el caso de personas convivientes en que no se aplicará esta limitación.

Además, en los establecimientos de hostelería y restauración estará prohibido el consumo en el interior, y tan sólo se permitirán las terrazas al 50 %, con un horario de cierre a las 17:00 horas. La ocupación máxima será de 4 personas por mesa o agrupación de mesas, respetando la distancia mínima de seguridad interpersonal entre ellas. En el documento oficial de la Xunta de Galicia, se establece el cierre temporal de ciertas actividades consideradas no esenciales, entre las que se encuentran las de los locales de ocio nocturno, salas de fiestas o centros de ocio infantil, entre otras.