El BNG reclama que Nigrán extienda la electrificación de su parque móvil a las empresas concesionarias

Tras la reciente adquisición de un segundo vehículo eléctrico municipal, así como la instalación de varias electrolineras en el ayuntamiento, el BNG de Nigrán considera que este esfuerzo por reducir el uso de los combustibles fósiles debe trasladarse a las empresas que gestionan diferentes servicios públicos en la localidad. Una medida que avanzaría en la línea de la bonificación establecida por la corporación anterior en el impuesto de circulación a los vehículos híbridos o eléctricos.

Para alcanzar este objetivo el BNG propone que se incluya en los pliegos de condiciones de los contratos a exigencia progresiva de incorporación de maquinaria y vehículos eléctricos entre los precisos para desarrollar los servicios, o cuando menos, que constituyan un mérito baremable en la puntuación para la adjudicación, colaborando así, de este modo, en combatir la contaminación ambiental y acústica y la promoción de energías limpias, reduciendo las emisiones.

“Un ejemplo claro de maquinaria susceptible de electrificación son las barredoras, que por las propias características de su trabajo tiene que utilizarse en las primeras horas del día con un importante impacto acústico y de emisiones, que se vería claramente atenuado si montaran motores eléctricos. El mismo se podría trasladar a diversos tipos de maquinaria de parques y jardines además de a los propios vehículos de transporte”, apunta Xavier Rodríguez, responsable local del BNG.

Por todo esto la agrupación local nacionalista insta al gobierno municipal a continuar el proceso de relevo de motores de combustión no sólo a su propia flota de vehículos, sino también a la maquinaria municipal que pueda ser objeto de la misma medida, así como su extensión a los concesionarios de los diferentes contratos susceptibles de serle de aplicación.