El Área Sanitaria de Vigo reduce un 30% el uso inadecuado de antibióticos

El Área Sanitaria de Vigo consiguió reducir el uso global de los antibióticos en un 30% en los últimos cinco años. Es el porcentaje que manejan los miembros del Grupo PROA (Programa de Optimización del Uso de los Antimicrobianols), integrado por médicos y farmacéuticos de atención primaria y hospitalaria.

Hoy se celebra el Día Europeo del Uso Prudente de los Antibióticos y el mensaje que quiere transmitir el equipo de antibióticos, es la concienciación, tanto a los prescriptores como a la población general, de que en la mayoría de las infecciones respiratorias (catarros, rinite, gripe, COVID-19), no es necesario tomar antibióticos. Estas infecciones están causadas por virus y el tratamiento antibiótico no mejora la evolución, se asocia a más efectos secundarios y favorece el desarrollo de resistencias bacterianas. El lema es: “No tomes antibióticos para infecciones virales”.

De hecho, durante la pandemia el Área Sanitaria de Vigo consiguió reducir el uso de antibióticos un 13%. Se sabe que únicamente entre un 3 y un 5% de los pacientes con COVID-19 que necesitan ingreso, presentan una sobreinfección bacteriana. Con las analíticas y con los cultivos el equipo dispone de datos que ayudan a detectar la aquellos pacientes que se beneficiarán de antibióticos. De esta forma, al reducir su uso en los pacientes con la COVID-19 hospitalizados, no se registró ninguna infección por bacterias multirresistentes entre ellos.

El Grupo PROA del Área Sanitaria de Vigo elaboró diferentes guías de tratamiento que ayudan a facultativos del área a elegir el mejor antibiótico en cada situación. Además, se llevaron a cabo diferentes cursos, sesiones clínicas y asesorías antibióticas con el fin de mejorar las habilidades de prescripción. Las guías se revisan y actualizan periódicamente, teniendo en cuenta la información microbiológica del área y las recomendaciones internacionales.

“Analizando los datos de pacientes del área, se observó una mejor evolución de los mismos cuando se siguen estas recomendaciones. Además, se vio una reducción de los aislamientos hospitalarios por bacterias multirresistentes”, explica la doctora María Teresa Pérez, de la Unidad de Enfermedades Infecciosas del servicio de Medicina Interna del Chuvi.

Mejoría en los pronósticos

Otra vertiente de la actividad PROA del Área Sanitaria de Vigo es el programa de bacteriemia (presencia de bacterias en el torrente sanguíneo). Diariamente se revisan todos los cultivos positivos de sangre, así como el tratamiento que reciben los pacientes. De identificarse algún punto de mejora se contacta con el facultativo responsable o, a veces, con el propio paciente.

Esto permitió mejorar el pronóstico de los pacientes con una reducción del 50% de mortalidad, en algunos patógenos (como Staphylococcus aureus) y en determinadas infecciones como las endocardites (infecciones de las válvulas del corazón). También se observó que cuándo se siguen las recomendaciones, la aparición de infecciones por bacterias multirresistentes en los meses siguientes a la bacteriemia se reduce un 50%.

Además del importante impacto en la población general, el trabajo realizado por el equipo PROA acercó información al conocimiento científico con 7 publicaciones en revistas nacionales e internacionales en los últimos años y con múltiples comunicaciones a congresos. Una de estas, recibió el premio a la mejor comunicación en la jornada de farmacéuticos de atención primaria de Galicia en 2019.