El Área Sanitaria de Vigo se suma a la conmemoración del Día Mundial del Donador de Médula Ósea

El Área Sanitario de Vigo se suma a la conmemoración del Día Mundial del Donante de Médula Ósea que se celebra hoy con el objeto de concienciar sobre la importancia de la donación para los tratamientos de algunas enfermedades como la leucemia aguda.

En este contexto, el servicio de Hematología y Hemoterapia del Chuvi mantuvo un encuentro con la dirección de la Asociación de Donantes y Receptores de Órganos de Vigo (ADROVI) para poner en común estrategias que permitan seguir progresado en las donaciones de médula ósea.

La jefa de servicio de Hematología, Carmen Albo, hizo un pequeño balance y dijo que “precisamente este año la Unidad de Trasplante de Progenitores Hematopoyéticos cumple 35 años de actividad realizando este tipo trasplantes. En este tiempo llevamos realizado más de 800 trasplantes en todas las modalidades posibles: médula ósea, sangre periférica o sangre de cordón umbilical, de origen autólogo y alogénico, tanto de donante familiar como de donante no emparentado. Esto nos permite ofrecer a los pacientes el mejor donante disponible, en el momento más adecuado para combatir su enfermedad.”

El trasplante de progenitores hematopoyéticos (TPH), o células madre, permite restaurar la función de la médula ósea y que esta produzca células sanguíneas con normalidad. Es una técnica terapéutica para tratar neoplasias hematológicas (tumores malignos) como leucemias, linfomas, mielomas o síndromes mielodisplásicos, así como enfermedades del sistema inmunitario y algunas enfermedades genéticas o metabólicas congénitas.

Un servicio que es referencia

Hematología del Chuvi es un servicio innovador que incorpora tecnología emergente para el diagnóstico y tratamiento, tanto en el trasplante de progenitores hematopoyéticos, como en otros ámbitos como la Hematología Clínica o las Unidades de Anemias o Coagulación..

En relación con los trasplantes, el número de los realizados fue aumentando progresivamente y en los últimos tiempos consiguieron un promedio de 50 a 55 anuales, una cifra representativa dentro de la Comunidad. Muchos de los trasplantes que se realizan son de alta complejidad.

Hay que subrayar también que los profesionales del Álvaro Cunqueiro realizan todo el proceso de trasplante, desde la extracción de los progenitores, su congelación y conservación, y la posterior infusión al paciente.

El pasado año, se efectuaron 50 Trasplantes de progenitores hematopoyéticos de los que 37 fueron autólogos (del propio paciente) y 13 alogénicos (de donantes). De los alogénicos, 7 fueron de donantes no emparentados.

Los trasplantes autólogos son aquellos en los que pueden utilizarse tanto la médula ósea como las células madre que circulan por la sangre del propio paciente. Una vez extraídas y tratadas con medicación, se vuelven a infundir al paciente.

El trasplante alogénico emparentado es aquel en el que no se pueden usar las células propias del paciente y hay que buscar un donante, dentro de la familia, que sea compatible. El trasplante alogénico no emparentado es en el que no pueden utilizarse las células propias del paciente y tampoco hay un donante compatible dentro de la familia. Entonces tense que buscar un donante con características genéticas similares a las del enfermo.