El PP de Baiona traslada a la Diputación el abandono de proyectos financiados con sus fondos

El PP de Baiona ha informado en los últimos días a la presidenta de la Diputación de Pontevedra, Carmela Silva, de la “mala gestión” que el gobierno local hace de las ayudas que recibe del ente provincial. Aunque existen otras, el caso más llamativo es el de la antigua cetárea de Monte do Boi para la que el Concello recibió hace sólo dos años 70.000 euros para crear el único talaso natural de agua salada de Galicia, público y gratuito para los usuarios.

Además, este complejo terapéutico exclusivo recogido en el Proyecto Poseidón, recibió el prestigioso galardón “The Best of Top 100 Destinations” en su categoría “Best of Seaside” (lo mejor de la zona costera) otorgado en marzo de 2019 en Berlín por la organización internacional Green Destinations. Sin embargo, y a pesar de los reconocimientos y la demanda ciudadana, a 18 de septiembre continúa parado y desinstalado sin motivo alguno.

“Consideramos que este balneario natural y al aire libre podía estar en funcionamiento desde hace meses adaptándolo a la nueva normalidad de forma sencilla, sin coste alguno para el Concello, y así se lo planteamos al gobierno local en distintas ocasiones a lo largo de estos seis meses pero estamos en septiembre y todavía no lo ha hecho”, indican desde el PP.

El grupo municipal popular realiza esta comunicación como un ejercicio de responsabilidad ante su “preocupación” y “malestar” por cómo se encuentran instalaciones por la “mala aplicación” que el actual grupo de gobierno está dando a las prestaciones que la Diputación concede al Concello. Así, solicitan a Carmela Silva que tome cartas en el asunto y solicite al regidor, el socialista Carlos Gómez, que “reconduzca” la situación y utilice “adecuadamente” estas ayudas que proceden del dinero de todos los ciudadanos de la provincia de Pontevedra.