El PP defiende que “regalarle a Sánchez” los ahorros de los baioneses hubiera sido un “error”

El Congreso de los Diputados ha avalado hoy al grupo municipal popular de Baiona al rechazar de forma contundente la disposición de los ahorros de los baioneses que el Gobierno central pretendía llevar a cabo para devolverlos, con suerte, 17 años después. A pesar de que este decreto ley era un “chantaje” a todos los concellos de España, el alcalde de Baiona, el socialista Carlos Gómez, y el resto de los partidos que componen el tripartito (BNG y Nós), decidieron ser cómplices y poner en manos del Ejecutivo central, mediante su voto favorable en el pleno de esta semana, los más de dos millones de euros que los baioneses tienen ahorrados gracias al pago de sus impuestos. “Ese dinero es de los vecinos y debe de invertirse en los vecinos, especialmente en este momento en el que tanto se necesita”, defienden desde el PP local convencido de que hubiese sido un “error” regalárselo a Sánchez.

Afortunadamente los vecinos de Baiona están de enhorabuena porque “se ha impuesto el sentido común”, indican, “y este sin sentido se ha topado con la oposición del municipalismo”. “Alcaldes de todos los colores políticos, también del PSOE, se negaron a participar de esta artimaña desde un principio y antepusieron los intereses de sus vecinos frente a su propio partido. Justo lo contrario a lo que hizo el Sr. Gómez, que hace tan sólo tres días se puso de lado de Abel Caballero sin importarle el perjuicio que eso suponía para los baioneses”, valora el portavoz del grupo municipal popular, Ángel Rodal, muy crítico con la actitud del regidor en el último pleno.

“Está claro que el PP y también Ciudadanos defendíamos los intereses de los ciudadanos al votar en contra de esta argucia que hoy ha quedado más que manifiesta en el Congreso”, defienden desde el PP local, e instan al regidor a “explicar a todos los vecinos por qué respaldó esta mentira a sabiendas de sus consecuencias”. “Es hora de que el tripartito sea transparente y defienda con su gestión los intereses de todos los baioneses porque con el dinero de los vecinos no se juega”, reclaman.