El BNG pide al Ayuntamiento de Gondomar convocar de inmediato las subvenciones de cultura

El Bloque Nacionalista Galego de Gondomar, ante el nuevo aplazamiento de la agenda cultural municipal, viene de presentar una nueva propuesta, en la línea de la trasladada en el mes de mayo, de medidas tendentes a paliar los efectos que el COVID provoca en el sector cultural en el ayuntamiento. A través de su Portavoz Municipal, Manuela Rodríguez, el BNG presenta una nueva moción para su debate en el próximo pleno de septiembre en la que vuelve a incidir en que “la cultura es un bien imprescindible para nuestro bienestar emocional, tan necesario como el físico, es también un bien generador de riqueza económica. Para quien la crea, para quien interviene en el proceso de la creación y, por extensión, para los lugares en que esas personas realizan su trabajo y allí donde lo presentan”.

Para el BNG, las consecuencias socioeconómicas de la crisis del COVID-19 sobre un sector cultural atomizado, precarizado y con escasa capacidad de resistencia en contextos adversos como este, hace necesario que las administraciones adopten medidas determinantes para el mantenimiento de la actividad cultural y de los puestos de trabajo que genera. “A la hora de adoptar esas decisiones, se debe tener en cuenta que la acción creativa se desarrolla desde un momento muy anterior a la obtención del producto final, y que ese proceso implica una inversión previa que, en ausencia de ingresos por la imposibilidad de desarrollar su actividad, solo podrá ser soportado con el apoyo económico de las administraciones”, argumenta la concejal del BNG.

En esa línea, el BNG propone que el Ayuntamiento garantice el pago íntegro de aquellas actividades programadas en la agenda cultural propia del ayuntamiento para este 2020 que habían sido o vayan a ser retrasadas a causa del COVID-19, haciendo aportación del 75% del coste de la actividad en el momento del aplazamiento (o de inmediato caso de haber sido retrasada con anterioridad a este acuerdo plenario), y completando hasta el 100% una vez realizada la actividad o antes de 31 de diciembre de 2020 en el caso de no fuere posible reprogramarla.

Apoyo decidido a las entidades culturales existentes en el ayuntamiento

Hay que señalar que la mayor parte de la actividad cultural del ayuntamiento es producida por las entidades culturales existentes en Gondomar, incluidas las parroquiales, y que estas también se ven directamente afectadas por los efectos del COVID-19.

“Las dificultades espacial y económica a la hora de implementar las medidas sanitarias de seguridad ante el virus y el miedo al contagio están provocando un parón de las actividades. Esto, sumado a la crisis económica que esta pandemia lleva aparejada, se traduce en pérdida de socias y socios y, por consiguiente, de ingresos. Y esta situación está poniendo en peligro a continuidad del personal que imparte formación en las asociaciones y, en algunos casos, la de la entidad misma”, asegura Manuela Rodríguez.

Por esta razón, el BNG insta al gobierno local a convocar, de manera inmediata y con mayor presupuesto que en años anteriores, las subvenciones municipales de cultura para 2020, fundamentales para la supervivencia de las entidades culturales en el contexto actual, incluyendo en las bases el pago anticipado de un porcentaje del 75% en el momento de la resolución inicial, y el pago del 25% restante una vez justificadas las actividades, manteniendo las aportaciones aún en caso de que el objeto de estas no se llegue a producir a causa del coronavirus.

La organización nacionalista, propone además reinvertir en cultura las partidas presupuestarias de esta área que no puedan ser ejecutadas a causa de la crisis, incrementando la programación cultural con el objeto de colaborar en la recuperación del sector. Para hacerlo posible “consideramos imprescindible contar con la participación de todos los colectivos y agentes culturales para abordar esta problemática y tomar, con su complicidad e implicación, las medidas más idóneas”.