Baiona sustituirá el alumbrado de la calle Elduayen por otro de tecnología led

En próximas fechas comenzarán en Baiona los trabajos de relevo del actual alumbrado de la calle Elduayen por luminarias led, actuación que se enmarca dentro de un plan global para conseguir la optimización energética del municipio con las ventajas que eso supone desde el plano medioambiental y económico.

Los trabajos, que se desarrollarán a lo largo de todo el imafronte litoral de Baiona desde la calle Alférez Barreiro hasta el final de la calle Elduayen, permitirán sustituir las actuales lámparas de las farolas fernandinos por otras basadas en la tecnología led. La actuación no sólo redundará en una mejora en el alumbrado, con los consiguientes beneficios para vecinas y vecinos, sino también una importante reducción de las emisiones de CO2 y un ahorro considerable en la factura eléctrica.

De la inversión global gestionada por la Diputación de Pontevedra, un 80 % correrá a cargo del IDAE (Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía), un 10 % corresponderá a la Diputación y el 10 % restante será la aportación del Ayuntamiento de Baiona.

Esta actuación de la calle Elduayen, apunta el concejal de Vías y Obras, Óscar Martínez, “es un primer paso de un ambicioso proyecto de optimización energética del municipio”. Así, en una próxima actuación, se trabajará en esa línea en la Casa del Ayuntamiento y, finalmente, se optimizará el alumbrado público de todas y cada una de las parroquias.

Los trabajos, afirma el alcalde de Baiona, Carlos Gómez, “muestran el compromiso de este Gobierno con la lucha por la optimización energética del municipio que, además de un compromiso claro con la mejora de los servicios que se le prestan a la ciudadanía, reafirma nuestra postura en la lucha contra lo cambio climático y a favor del medio ambiente”.

De hecho, explica el regidor baionés, “el relevo del alumbrado tradicional de vapor de sodio por lámparas led, permite reducir la conocida como contaminación lumínica” al permitir focalizarlo en las zonas que lo necesitan”. Del mismo modo, añade Carlos Gómez, “su consumo es muy inferior y no solo se traduce en un ahorro en el presupuesto energético, sino que la mayor vida útil del led se traduce evitar el gasto que supone el cambio de las lámparas y el tiempo del personal dedicado a estos trabajos”.