El Banco de Alimentos reparte más de 1 millón de kilos de alimentos en lo que va de año

La Fundación Provincial Banco de Alimentos de Vigo repartió más de 1 millón de kilos de alimentos en lo que va de año coincidiendo con el estado de alarma y los meses más duros del confinamiento. En el primer semestre de 2020, la ONG entregó un total de 1.001.425 kilos de comida entre los colectivos sociales con los que trabaja, dando respuesta, además, al incremento de la necesidad debido a la pandemia.

Fue precisamente la llegada del Covid-19 la que imposibilitó la celebración de las tradicionales Operaciones Kilo con la presencia de voluntarios presenciales en los supermercados y esto obligó a la entidad a “reinventarse” lanzando su primera recogida virtual de comida, un éxito sin precedentes: más de 80.000 kilos de comida recaudados en tan solo un mes.

La Fundación Provincial Banco de Alimentos agradece públicamente el respaldo social recibido en dicha campaña online impulsada por numerosos rostros conocidos como el cantante Amaro Ferreiro, la escritora Ledicia Costas o el periodista Gonzo. Asimismo, se destaca la implicación y el apoyo recibido por parte de numerosas empresas con las que se consiguió hacer frente a la atención urgente de más de 25.000 personas sin recursos de la provincia.

Avalancha de necesidad

Durante los próximos meses se prevé un empeoramiento de los efectos de la crisis con lo que en el Banco de Alimentos se trabaja ya en nuevas fórmulas solidarias para seguir haciendo acopio de productos básicos y poder dar respuesta a la avalancha de necesidad que se espera.

En este mes de julio, se está repartiendo el doble de alimentos a las entidades homologadas con el fin de cubrir las necesidades también de agosto. No obstante y, al igual que durante todo el estado de alarma los almacenes de Vigo y Pontevedra permanecieron abiertos por ser servicio esencial, en agosto está previsto contar con un equipo de voluntarios operativo para gestionar las correspondientes entregas y donaciones. Aunque la actividad se rebajará, la actividad continuará.

La ONG, que acaba de cumplir 25 años de actividad, repartió alrededor de 1,8 millones de kilos de alimentos durante 2019, a través de las 150 entidades homologadas con las que trabaja. La entidad no reparte comida a particulares, sino que llega a ellos mediante los colectivos sociales.

El Banco de Alimentos, que se caracteriza por ser apolítico y aconfesional, dedica sus esfuerzos a hacer cumplir uno de los derechos humanos más fundamentales: el acceso a una alimentación suficiente, segura y saludable de manera gratuita. Actualmente, cubre el 35% de las necesidades de las personas a las que ayuda.