Luís Bará aboga en el Val Miñor por una enseñanza pública “garantía de desarrollo y equidad”

El cabeza de lista del BNG por Pontevedra, Luís Bará, apostó hoy en el Val Miñor por el fortalecimiento de los servicios públicos y nombradamente de la educación por ser “garantía para el desarrollo del país y para la equidad”. El nacionalista puso sobre la mesa la necesidad de cambiar el modelo educativo, destacando que la crisis del COVID-19 evidenció el fracaso del modelo pedagógico vigente: “Hay que hacer cambios, acelerarlas y aprobar una Ley gallega de la Educación que marque una línea de trabajo noticia consensuada con todos los sectores del ámbito educativo”, destacó.

En un encuentro con Anpas de los colegios de los tres ayuntamientos del Val Miñor y representantes de la plataforma de personas afectadas por la brecha digital, Bará explicó que el BNG en el gobierno de la Xunta trabajará por la enseñanza de cero a 18 años y la incorporación de la etapa de toda la Educación Infantil a la Consellería de Educación -no a la de Bienestar Social-, así como por el incremento en el gasto en Educación, con el objetivo de llegar al 7% que propone Naciones Unidas, ya que ahora mismo Galicia está en menos de la mitad.

Por otra parte, el nacionalista defendió la gestión pública de los comedores escolares (un tema especialmente sensible en la zona del Val Miñor), así como del fomento del consumo de productos frescos y de cercanías para garantizar una buena alimentación del alumnado. También insistió en la urgencia de planificar el inicio del curso con motivo del COVID-19, tomando las rentas desde la Consellería de Educación y no trasladando el problema a las direcciones de los centros. “Es fundamental consensuar un protocolo para el inicio del curso que contemple dos escenarios, el primero la vuelta a una normalidad alterada, y el segundo un nuevo posible confinamiento”, destacó.

En este sentido, explicó que el BNG tiene un plan -a debatir con el sector- que contempla medidas “necesarias por la crisis pero también de cara al futuro” de carácter estructural, al respecto de los espacios en los centros y sus adaptaciones; a nivel sanitario, con medidas de prevención y contingencia para tener en cuenta y aplicar en los centros con seguridad; y en el ámbito pedagógico, con un incremento del profesorado y una merma de ratios de alumnado. Por último fue suficiente en la necesidad de aplicar medidas de carácter social porque la crisis puso de manifiesto las desigualdades “y no podemos permitir que una parte del alumnado se desvincule y se desconecte de la enseñanza pública obligatoria a esta situación. Lo que hay que hacer, precisamente, es lo contrario, compensar las desigualdades y ayudar a quién más lo necesita. La enseñanza es fundamental para eso”, reivindicó.

Con respecto al ámbito de la tecnología y de la brecha digital, Bará subrayó que la crisis también puso de manifiesto las desigualdades sociales y territoriales que hay que corregir. Hizo hincapié en que un gobierno gallego del BNG impulsará un plan para hacer llegar la banda ancha y conexiones a internet rápidas, competitivas, del siglo XXI a todo el territorio. “Esta comarca tiene graves deficiencias en esta materia y debe ser objeto de un plan a este respecto, fundamentalmente para el ámbito de la enseñanza aunque esta cuestión tiene que ver con la vida cotidiana, el trabajo y también con la relación con la administración y del aprendizaje y la enseñanza”, indicó.

2020-07-02 - BARÁ GONDOMAR3