El tripartito de Baiona aumenta en un 222% la partida destinada a servicios sociales

Los presupuestos del Ayuntamiento de Baiona, que previsiblemente serán llevados a aprobación plenaria en el mes de agosto, incluirán una partida de 40.000 euros para los servicios sociales municipales, –más de un 222 % de los 18.000 euros que habitualmente destinaban los anteriores gobiernos conservadores– al considerar el ejecutivo que preside Carlos Gómez que uno de los primeros deberes de una administración local “es velar por el bienestar de la ciudadanía en general pero, principalmente, de aquellas vecinas y vecinos que menos recursos poseen o que mismo se encuentran en riesgo de exclusión social”.

El alcalde de Baiona, Carlos Gómez, aclara que esta partida presupuestaria “podría ampliarse hasta los 60.000 euros según evolucione la crisis del COVID-19”. De las necesidades de la población en materia de servicios sociales durante la pandemia, añade el alcalde de Baiona, “hablan bien a las claras los números: a estas alturas entre el Servicio de Atención Familiar, educación y Emergencia Social, estamos cerca de un 400 % por encima de la demanda del año pasado a estas alturas”.

La previsión ya contemplada de ampliar la partida presupuestaria para estos fines hasta los antedichos 60.000 euros —más de un 333 % del dedicado por el anterior Gobierno del PP– va a ser necesaria “para afrontar una realidad que va a estar maquillada por la época estival en la que entramos, pero que la comenzaremos a sentir, previsiblemente, a partir del mes de octubre”.

Carlos Gómez subrayó que “Baiona cuenta ahora con un Gobierno al que le preocupa, y mucho, la situación con frecuencia crítica por la que atraviesan muchas vecinas y vecinos” y afirmó con rotundidad que “servicios sociales significan derechos y dignidad y nunca beneficencia”.

El ahora alcalde de Baiona recordaba que en el anterior mandato, siendo alcalde el actual portavoz del PP, Ángel Rodal, “este se jactaba de no gastar los 18.000 euros que dedicaban a Servicios Sociales”. “En el 2016, con la ONG Ayuda al Mundo Necesitado asistiendo la 123 familias de Baiona, que un gobierno municipal se jacte de no gastar los 18.000 euros de la partida de servicios sociales tiene difícil explicación, a no ser la de una pésima gestión de un departamento que tiene la responsabilidad de velar por aquellos la aquellas que menos recursos poseen”, añade Carlos Gómez.