Nigrán completa el abastecimiento de agua a toda la parroquia de Parada

El Ayuntamiento de Nigrán finalizó las obras que permitirán acercar el abastecimiento de agua a 947 personas de los barrios de O Con, As Cartas, A Laxe, A Rúa, A Igrexa y A Carrasca, completándose así toda la parroquia de Parada en menos de 4 años. El Ayuntamiento solicitó el 29 de abril la preceptiva autorización sanitaria a la Xunta de Galicia para poder suministrar agua y espera que el gobierno autonómico le dé la mayor celeridad para que en los próximos días sea efectiva, ya que en verano los problemas de sequía agravan la situación de los vecinos, que están a expensas de sus pozos individuales.

Las obras supusieron más de 314.000 € de inversión y más de 3 meses de trabajos tras ampliar la red de abastecimiento en 5.125 metros desde Nandín (a este barrio llega el agua tras invertir la concesionaria Aqualia 374.809 € en el 2019 fruto de un acuerdo con el Ayuntamiento) y añadir otros 1.239 metros desde el depósito de distribución construido por el Ayuntamiento en el 2018 en el monte Eiró de Parada (esta obra permitió llevar agua a parte de la zona de A Carrasca y otros barrios, donde ya estaba instalada la tubería de impulsión y de distribución desde hace años pero que carecía de presión suficiente para funcionar). Así, el Ayuntamiento realizó una ampliación total de 6.435 metros de tubería de polietileno y, al mismo tiempo, reparó otras tuberías ya pre existentes pero que nunca habían llegado a funcionar (habían sido construidas hace años, cuando se dotó de saneamiento a parte de la parroquia en previsión de que algún día pudiera haber abastecimiento de agua).

“Cuando llegamos al gobierno en el 2015 lo hicimos con el compromiso de llevar el agua a todas las parroquias y en menos de 4 años conseguimos no solo acercar el servicio a Parada, sino que dar cobertura al 100%. Ahora trabajamos para hacer lo mismo en Camos y llegar por vez primera a Chandebrito, ya que existe una clara demanda social al respecto, como es lógico”, señala el alcalde, Juan González, quien indica que la situación de Parada era la más compleja de las tres porque los vecinos, a diferencia de Camos y Chandebrito, no disfrutan de traídas comunales que se suministren de manantiales en el monte. “En Parada los vecinos dependían exclusivamente de sus pozos, con los consiguientes problemas de sequía en los meses de verano, situación que ahora se ve solventada”, indica González, quien precisamente por eso pide celeridad a la Xunta de Galicia para informar de la autorización sanitaria.

En la parroquia vecina de Camos el suministro público llegó a finales de 2019 gracias, precisamente, a la nueva red de abastecimiento municipal de agua que suministra a los barrios de Nandín, parte de Con y A Reboreda y que permite en Camos llegar a los barrios de Castelo, A Lama y O Rial y a las viviendas ubicadas en las cercanías de la PO-332, rúa dos Pazos. A mayores, en las obras de humanización de la calle San Roque se acercó el abastecimiento hasta ahí al ser colindante con la rúa dos Pazos, desde donde se amplió. “Queda pendiente la parte alta de Camos y Chandebrito en su totalidad, ese es nuestro compromiso de gobierno para estos años”, finaliza González.