La Diputación aprueba nuevas subvenciones para Baiona, Gondomar y Nigrán

La Junta de Gobierno de la Diputación de Pontevedra aprobó la concesión de nuevas aportaciones por casi 2 millones de euros (1.969.531,1), al amparo del Plan Concellos 2020, que benefician en este caso a 18 municipios de la provincia. Con estas ayudas el ente provincial lleva otorgados en lo que va de año 16,5 millones de euros entre las tres líneas del Plan, inversiones con las que la presidenta, Carmela Silva, resaltó que “como siempre es la administración provincial la que invierte en los ayuntamientos de esta provincia para mejorarlos”.

En el caso de la Línea 1 de Inversiones son siete nuevas aportaciones por 1.155.142,85 euros, que irán destinadas a los ayuntamientos de Gondomar, Caldas de Reis, O Grove, Nigrán, Redondela y Salvaterra de Miño. La mayoría van a estar dedicadas a la mejora y urbanización de caminos, saneamiento e incluso a la adquisición de un aparcamiento. Del mismo modo, las subvenciones también irán destinadas al acondicionamiento del paseo marítimo de Panxón, en Nigrán, a la pavimentación de diferentes espacios en Redondela, a la rehabilitación del antiguo edificio del ayuntamiento de Salvaterra de Miño que se va a reconvertir en una biblioteca, y al acondicionamiento del complejo de Pozas da Tafona, en Caldas de Reis.

Por otro lado, en lo que alcanza a la Línea 2, la Junta de Gobierno de la Diputación de Pontevedra aprueba una inversión de 253.281,58 euros que beneficiará a ocho ayuntamientos: Agolada, Baiona, Cerdedo-Cotobade, A Guarda, Lalín, O Rosal, Salceda de Caselas y Vilanova de Arousa. Las aportaciones irán destinadas, entre otras cosas, al pagado de gastos corrientes y a la realización de talleres y actividades teatrales, musicales y deportivas.

Por otro lado, la Junta de Gobierno aprobó la modificación de dos aportaciones de la Línea 3 de Empleo concedidas a los ayuntamientos de O Rosal y Cambados. Los municipios solicitaron estos cambios para realizar reajustes en las categorías, duración y presupuesto de las contrataciones debido a la situación derivada de la crisis sanitaria producida por el COVID19.