Zona Franca invertirá más de seis millones de euros en la construcción de las nuevas naves de Porto do Molle

El Alcalde de Nigrán ha notificado esta mañana a David Regades que su concello acaba de aprobar la concesión de licencia de obra a las nuevas naves con las que Zona Franca quiere responder a la creciente demanda de instalación de las pymes en el parque empresarial de Porto do Molle. Una actuación en la que Zona Franca invertirá más de seis millones de euros y que espera poder comenzar este mismo otoño una vez resuelto el pertinente concurso público de obra que, sin perder un minuto, Regades llevará a aprobación a la reunión del Comité Ejecutivo de este mes de mayo.

Las nuevas construcciones, de diseño innovador y alejado de la estética de la industria tradicional se levantarán sobre dos parcelas situadas frente al Centro de Negocios y combinarán el espacio de 14 naves, con 28 talleres y 14 oficinas que se podrán alquilar conjunta o separadamente. Tendrán unos tamaños que oscilarán entre los 300 y los 500 m2 y se han diseñado con la flexibilidad de agrupar varios módulos para responder a las diferentes necesidades empresariales. “Es un gran proyecto con el que daremos facilidades a pequeñas y medianas empresas que no quieran acometer una gran inversión para el inicio de su actividad” ha declarado Regades que también hizo público que estas naves se comercializarán en régimen de alquiler a precios ajustados a estos tiempos de crisis.

Desde hace tiempo, el Consorcio no tiene disponible en este parque ninguna nave en alquiler para actividades industriales o de almacenamiento. La obra saldrá ahora a concurso público con un precio de ejecución de 6.300.000€ y un plazo de ejecución de 18 meses. “Con la construcción de estas naves continuamos con la estrategia de inversión de Zona Franca para la reactivación de unos de los sectores tractores de nuestra economía como es el sector de la construcción” dijo Regades quien añadió que “no solo se trata de construir sino de realizar edificios emblemáticos que sean la mejor carta de presentación para nuestras empresas ajustada a todos los parámetros de adecuación e integración ambiental”.

El proyecto del arquitecto Pablo Menéndez propone levantar un conjunto de construcciones industriales cuyo diseño no solo responde a criterios técnicos y funcionales, si no que conforma un “complejo o centro industrial” en un entorno luminoso, optimista y atractivo lo que aportará un valor añadido a las empresas usuarias y sus visitantes.

La obra también contempla el objetivo “INDUSTRY ZERO PROJECT” que pretende realizar las edificaciones industriales con niveles mínimos de emisión de CO2. Así, dentro de la Acción por el clima la Directiva 2012/27/UE este diseño se plantea con el triple objetivo “20-20-20”, que de forma regulatoria pretende: 20% Reducción consumo energético; 20% Reducción emisiones de gases efecto invernadero y 20% de contribución de energías renovables. Como resultado se espera conseguir la máxima calificación energética tipo “A”, cuando por cumplimiento de CTE para la industria sería suficiente letra “B”. Esta calificación, además de ser buena para el planeta por la reducción considerable de emisiones y gases efecto invernadero, también supondrá un ahorro para los ocupantes de estos edificios industriales que debido al aprovechamiento de las medidas pasivas y el rendimiento y aportación de las energías renovables podrán reducir sus facturas de energía en un 50%.

2020-05-18 - foto-3447