La Xunta comienza a distribuir los ordenadores y conexiones a internet para familias con menos recursos

La Xunta comienza hoy la distribución de 1.000 portátiles con conexiones a internet gratuitas, destinados a familias con menos recursos y cuyos hijos cursen Secundaria, Bachillerato o Formación Profesional. Esta medida, aprobada en el último Consello da Xunta, se realiza en colaboración con los operadores R, Vodafone y Orange. La familias recibirán los equipos y la conectividad como préstamo personal para facilitarles a sus hijos el seguimiento de la actividad educativa, mientras dure el estado de alarma.

Los portátiles se entregarán a las familias a través de sus centros de enseñanza, gracias a la colaboración de los equipos directivos, con los que se contacta previamente para cerrar la entrega de la equipación. Cada centro recibirá tres equipos con conectividad, que distribuirá entre las familias atendiendo a su situación socioeconómica, priorizando el alumnado de los cursos de final de etapa que titulen (4º de la ESO, 2º de Bachillerato y 2º de FP) y a aquellas familias que no dispongan en los hogares de ordenador ni de conexión a internet.

Se triplica el uso de las plataformas online

La dotación de esta equipación forma parte del paquete de medidas que puso en marcha la Xunta para facilitar el seguimiento en línea de la actividad educativa. Entre las últimas actuaciones está la puesta a disposición de los docentes, esta misma semana, de una plataforma de videoconferencia que ya permitió más de 20.000 comunicaciones, en las que participaron más de 58.000 docentes y alumnos.

Además, desde el pasado lunes los proveedores de contenidos de la plataforma E-Dixgal: aulaPlaneta, Edebé, Netex y Pearson, permiten el acceso a sus contenidos a los centros que no están integrados en la iniciativa, una medida de la que se pueden beneficiar hasta 95.000 jóvenes.

Por otra parte, las plataformas con las que ya contaba la comunidad educativa gallega incrementaron su uso desde la entrada en vigor de la emergencia sanitaria en Galicia. La aplicación AbalarMóbil triplicó los usuarios diarios, y frente a los 28.000 de promedio antes de la crisis, estos días se registraron en alguna jornada más de 86.000 usuarios. AbalarMobil ofrece distintas modalidades de comunicación entre profesores, centros y familias, y en esta semana es especialmente relevante porque permite a las familias consultar las calificaciones de la segunda evaluación de sus hijos, que se está realizando estos días en buena parte de los centros.

También las Aulas Virtuales de los centros triplicaron el número de usuarios, pasando de unos 18.000 de promedio diarios antes de la emergencia sanitaria a registrar más de 58.000, triplicando también el uso de la plataforma, que pasó de 1 millón de interacciones diarias a más de tres millones. En la plataforma de E-Dixgal se registraron incrementos de accesos diarios de entre el 90% y el 110% más de los habituales.

Para facilitar el acceso a todos los servicios y recursos digitales disponibles para toda la comunidad educativa, se habilitó un espacio en el portal educativo, donde se indica cómo acceder a ellos y manuales de uso, que se están completando con videotutoriales.

Líneas de datos de alta capacidad

Además de la iniciativa de distribución de 1.000 portátiles con conexiones a internet gratuitas, destinados a familias con menos recursos, ya en marcha en la Comunidad, el Ministerio de Educación comunicó que remitirá a las CCAA 20.000 líneas de datos de alta capacidad para estudiantes de Bachillerato y de FP Media y Superior, de las que Galicia recibirá 928 unidades. Según indica el Ministerio, la distribución se hizo atendiendo a la Encuesta de Condiciones de Vida 2018 del Instituto Nacional de Estadística. Las tarjetas están disponibles gracias a la colaboración del operador Telefónica.

De este modo, el Ministerio atiende a la demanda hecha la pasada semana por Galicia en la Conferencia Sectorial para complementar la iniciativa ya puesta en marcha por Galicia, poniendo a disposición de las CCAA recursos de conectividad, que faciliten la actividad educativa no presencial, especialmente en territorios de elevada dispersión poblacional. A la demanda se sumaron otras comunidades como Asturias, Cantabria o Castilla y León.

Anuncios