El BNG insta a la Xunta a garantizar que se cocine en el Humberto Juanes

FOTO: ALBERTO RODRÍGUEZ // Fotografía de familia con pais e algúns dos alumnos portando unha pancarta reivindicativa.

El BNG registró recién varias iniciativas en el Parlamento Gallego, a través de su diputado Luis Bará, relativas al servicio de comedor escolar en los colegios de Nigrán. En este sentido, el parlamentario presentó sendas preguntas y proposiciones no de ley, en las que demanda a la Xunta que establezca los mecanismos necesarios para garantizar que la cocina que está prevista instalar en el CEIP Humberto Juanes sea usada para la prestación del servicio de comedor y catering a los centros educativos de Nigrán.

De igual manera, el BNG de Nigrán exige que el gobierno local proceda ya a la licitación de la obra de acondicionamiento de la cocina del centro, sin esperar un hipotético compromiso expreso de la Xunta para su utilización una vez habilitada, pues tienen la convicción de que esto está siendo utilizado cómo excusa por el alcalde de Nigrán para eludir sus responsabilidades.

“Es esta, la de la confrontación con la Xunta de Galicia, una estrategia repetida una y otra vez por el Gobierno Municipal para justificar su inacción en múltiples asuntos, como también acabamos de comprobar en el acondicionamiento de la calle Otero Pedrayo. En el BNG no tenemos ninguna duda de que, una vez que la cocina esté disponible, al adjudicatario no le quedará otra opción que utilizarla, pues estamos ciertos de que lo contrario no sería admitido por la comunidad educativa de Nigrán, con sus ANPAS a la cabeza”, señala Xavier Rodríguez, Responsable Local del BNG.

“Tenemos que recordar que el vigente contrato de catering está por este curso y el siguiente, y teniendo en cuenta los tiempos de la tramitación administrativa, difícilmente podrá estar habilitada la cocina para el inicio del próximo curso escolar, toda vez que el único que existe por parte del ayuntamiento es la aprobación del proyecto pero sin iniciarse ninguna licitación. Por lo tanto de lo que se trata es de que al final de la actual adjudicación, y con unas instalaciones disponibles para ese momento, se garantice su uso para el curso 2021-22, bien sea porque así se establezca en uno nuevo pliego, que sería el deseable, o, en defecto del mismo, por la exigencia y presión de la sociedad nigranesa que no consentiría su no utilización”, concluye el nacionalista.

Anuncios