Nigrán propondrá asumir la titularidad de Otero Pedrayo para poder emprender las obras de mejora

El gobierno de Nigrán llevará al próximo pleno ordinario de 27 de enero una moción pidiendo el cambio de titularidad a calle Otero Pedrayo (PO-333) a favor del Ayuntamiento de Nigrán con el fin de poder emprender de una vez por todas obras de mejora en este tramo de 1,8 km que une Nigrán y Panxón. El gobierno local toma esta decisión tras seis años reclamando a la Xunta una intervención en esta carretera autonómica, que se encuentra en un estado calamitoso y cuenta con los arcenes peor conservados de la provincia con las consecuentes denuncias del vecindario. El Ayuntamiento cuenta con un proyecto que cifra la inversión en 1,5 millones de euros, cuantía que, definitivamente, asumirá en solitario con cargo al remanente de tesorería.

“La Xunta no contestó a ninguna de nuestras peticiones para firmar un convenio de colaboración, tampoco lo incluye en sus presupuestos pese nuestras reiteradas enmiendas; a estas alturas ya tenemos claro que no pretende arreglar Otero Pedrayo, así que ahora sólo pedimos tener la titularidad para poder emprender desde el Ayuntamiento las obras”, resume el alcalde, quien apela la “responsabilidad pública” para tomar esta decisión pese a discrepar con la “injusticia” que comete la Xunta al no invertir en asuntos de su competencia y desoír al vecindario de Nigrán. “Discrimina al municipio por cuestiones de colores políticas”, añade.

El Ayuntamiento lleva solicitado desde 2016 la firma de un convenio de colaboración con la Xunta mismo mediante una moción plenaria aprobada por unanimidad en la que se pedía a la Xunta la renovación de aceras, saneamiento, abastecimiento y firme implementando medidas de seguridad vial para, posteriormente, asumir el Ayuntamiento a titularidad. No se obtuvo respuesta a ninguna de las peticiones y este silencio se mantiene incluso después de que el Ayuntamiento remitiera a la Consellería de Infraestructuras en julio de 2017 un anteproyecto y solicitar todo este tiempo diferentes reuniones para tratar el asunto. Tampoco la Xunta incluyó Otero Pedrayo en sus presupuestos pese las enmiendas realizadas desde el PSdG la instancias del gobierno de Nigrán.

“La situación es absolutamente calamitosa, con unos arcenes destrozados, con unos servicios que tanto ambientalmente como estructuralmente suponen un gran problema para Nigrán y de nuevo la respuesta de la Xunta es de rechazo a cualquier colaboración con Nigrán”, recoge la moción, que incide en que debe rehabilitarse “sin seguir esperando la colaboración de una Xunta de Galicia ausente”.

El Ayuntamiento subraya que, al ser una carretera de naturaleza urbana, es susceptible de cesión la titularidad municipal como fue el caso de calle Mariñeiro en Panxón, donde la situación resultó muy similar y el Ayuntamiento ya tuvo que asumir en solitario las obras.

“Este es el primer paso de un proceso que no es inmediato pero que significa conseguir el objetivo buscado tanto tiempo de hacer las obras de mejora. El primero es la tramitación de la titularidad, después finalizar el proyecto y conseguir las autorizaciones pertinentes y, finalmente, abrir el proceso de contratación”, resume González.

Anuncios