Gondomar ultima una nueva bolsa de aparcamiento en As Ánimas

Gondomar ultima la creación de una nueva bolsa de aparcamiento gratuito en Rúa das Ánimas con capacidad para más de 200 plazas de estacionamiento. Se trata de un solar de 2.500 metros cuadrados ubicado en las inmediaciones del recién estrenado centro de salud y a 100 metros de Plaza Paradela, que aliviará los problemas de espacio en el entorno, agudizados en momentos puntuales tras la entrada en funcionamiento del complejo sanitario.

La iniciativa se suma a otras zonas ya en funcionamiento creadas con el fin de disuadir al volumen de vehículos localizado en el casco urbano como el existente en la Calle Eduardo Iglesias, con un total de 150 plazas, o el de la zona de Rúa Emigrante con medio centenar de huecos. Asimismo los operarios acaban de finalizar la reestructuración de Rosalía de Castro y aunque aquí los espacios ganados no llegan a la decena, la recién instalada pasarela peatonal sobre el río Zamáns y que da acceso a Rúa Curros Enríquez permitirá comunicar el entorno de la plaza de abastos con un vial entendido por muchos como una circunvalación una vez entre en funcionamiento. Además aquí planean la construcción de otro punto de paso sobre el lecho fluvial que conecte con Elduayen. Todos los cambios que se están llevando a cabo en la villa condal responden a una reestructuración ideada por el gobierno local para convertir a Gondomar en una localidad “totalmente humanizada”.

El alcalde Paco Ferreira explicó que están adoptando una tendencia que redundará en la calidad de vida de los vecinos, pese a las críticas de la oposición que advierten de los riesgos que entraña para el pequeño comercio la prohibición del tráfico rodado en el centro urbano. “Los expertos mantienen que las ciudades tienen que estar hechas para las personas, no para los coches”, aseveró. Con todo, Ferreira afirma que por el momento llevan creadas más de 400 plazas de aparcamiento disuasorio y gratuito en diferentes puntos de la localidad, “bastantes más de los que eliminamos con la humanización de Plaza Paradela”.

En cuanto al cierre de establecimientos denunciados por diversos grupos políticos, Ferreira aseguró que se debe a otros motivos y no a la peatonalización de las calles. “Precisamente lo que conseguimos con esta tendencia es que se concentre un mayor número de peatones, lo que debería de beneficiar al pequeño comerciante”, manifestó. De esta manera el regidor gondomareño adelantó que tanto él como su equipo seguirán su modelo de reestructuración de los espacios urbanos y reiteró que se siente orgulloso del nuevo enfoque de la condal. “Hemos conseguido en un tiempo record lo que otros no pudieron hacer en años y entiendo que las críticas responden a las envidias que despertamos”, finalizó.

Anuncios