Lluvia de goles del Cereixa en su encuentro con el Lume

Lluvia de goles en la fría tarde del CUVI. El choque prometía ya que enfrentaba a los equipos que han dominado la categoría en los últimos 3 años y el visitante se quedó con los 3 puntos en un alarde de orgullo propio de campeón.

Comenzaron bien las cosas para el Coperfi Cereixa Gondomar FS cuando Esteban en un mano a mano definía con sutileza picando la pelota ante la salida del portero (0-1). Los de Vincios dominaban el encuentro y tendrían un par de ocasiones claras para ampliar el marcador pero el Lume tiraba de efectividad para escapar en un parcial de 3-1 al descanso.

Parecía que esa película ya la habíamos visto, pero tras el paso por vestuarios, la historia cambiaría para alegría de los de Gondomar. La segunda parte comenzó con dominio visitante pero sin ocasiones claras de gol. Gabi descontaba para el 3-2 con un mundo por jugar y un local que era consciente de que el partido no estaba controlado.

Pero llegó el momento clave del partido cuando Luca veía la segunda amarilla y dejaba al Cereixa con 3 en pista durante dos minutos. El local apretaba pero Esteban, Hugo y Seko mantenían la posesión haciendo estéril la superioridad. El Lume FS se vio superado y una entrada a destiempo significaba la expulsión de su jugador y un 3 para 3 en pista que los de Gondomar aprovecharon para empatar con gol de Seko (3-3).

Quiso el Lume FS desnivelar la contienda con la estrategia pero son muchos años enfrentándose y Esteban leyó la jugada para interceptar y dejar a Gabi y Rubén en un 2 para 1 que acabó en gol de este último (3-4). Intercambio de papeles en el 3-5 devolviendo Rubén la gentileza a Gabi para que marque a placer después de una bonita jugada con participación de todo el equipo.

Se la jugó a todo o nada el Lume FS en los instantes finales con portero jugador pero Rubén cerraba el partido con un tiro preciso que entraba para sellar la victoria visitante (3-6). Final y alegría del Cereixa que conquista el CUVI en una más que merecida victoria festejada a ritmo de Jambao.