El PP denuncia que Gondomar paga obras inacabadas mientras proveedores llevan un año sin cobrar

El Partido Popular de Gondomar denuncia que el alcalde de Gondomar, Paco Ferreira, levantó el reparo de intervención aprobando la certificación de tres obras y autorizando el pago de las mismas a sabiendas de que éstas se encontraban sin finalizar en esa fecha. Se da la casualidad de que en estos días varios proveedores del ayuntamiento denunciaron que siguen sin cobrar trabajos realizados hace casi un año.

Las obras que el PP gondomareño afirma que fueron certificadas y pagadas antes de que finalizaran son la pasarela peatonal en el entorno de la Plaza de Abastos, la urbanización en el entorno de la Plaza de Abastos y la reforma interior en la casa consistorial.

La obra “Pasarela peatonal en el entorno de la Plaza de Abastos” fue adjudicada el pasado 20 de noviembre a la empresa Calfensa Proyectos, S.L. por un importe de 48.862,89 euros. El replanteo de la obra y por lo tanto la fecha de inicio de la misma fue el 26 de noviembre y el certificado de final de obra se emitió dos días después. Intervención informó desfavorablemente la certificación de la obra al día siguiente, pero el alcalde levantó el reparo, aprobó la certificación final de la obra y ordenó el pago de la misma en ese mismo día, todo esto a pesar que a día de hoy la obra está aún con la construcción de las zapatas de la pasarela.

La obra “Obras de reforma en el interior de la casa consistorial” fue adjudicada el pasado 5 de noviembre a la empresa Braio multiservicios, S.L. por un importe de 46.555,56 euros, el replanteo de la obra y por lo tanto la fecha de inicio de la misma fue el 13 de noviembre y certificada la finalización de la obra el 28 noviembre. Intervención informó desfavorablemente la certificación de la obra al día siguiente pero el alcalde levantó el reparo, aprobó la certificación final de la obra y ordenó el pago de la misma en ese mismo día, a pesar de que a día de hoy están sin finalizar las obras y los operarios están trabajando en la misma.

La obra “Urbanización en el entorno de la Plaza de Abastos” fue adjudicada el pasado 12 de noviembre a la empresa Construcciones Fechi, S.L.U. por un importe de 31.083,58 euros, el replanteo de la obra y por lo tanto la fecha de inicio de la misma fue el 26 de noviembre y el certificado de final de obra se emitió dos días después. Intervención informó desfavorablemente la certificación de la obra al día siguiente pero el alcalde levantó el reparo, aprobó la certificación final de la obra y ordenó el pago de la misma, a pesar de que a día de hoy está pendiente del asfaltado y de las marcas viales del aparcamiento entre otras actuaciones.

El Partido Popular quiere dejar claro que no está en contra de la realización de obras que beneficien a los vecinos de Gondomar, pero entiende que se deben hacer siempre dentro de la legalidad vigente y con todas las garantías necesarias, ya que las prisas por finalizar las obras repercuten gravemente en su calidad.

“Una vez más asistimos al proceder de este alcalde que hace las cosas deprisa y corriendo, sin ninguna previsión y sin garantizar una mínima calidad en la ejecución. No se entiende que se pague una obra cuando aún casi no se comenzó a ejecutar, ya que no se puede garantizar que se van a realizar conforme al previsto ni tampoco existe un control por parte del Ayuntamiento. Hay que decir que el alcalde anunció estas obras ya en la legislatura pasada, pero la desidia y el poco control del Ayuntamiento, a pesar de tener en estos ratos a siete concejales con dedicación, nos lleva a esta situación nada deseable”, señala Paula Bouzós.

Anuncios