Gondomar colabora con Proyecto Gato con una dotación anual de 4000 €

El alcalde de Gondomar, Paco Ferreira, y Fátima Lago Vargas, miembro de la directiva de Proyecto Gato, firmaron hoy un convenio de colaboración anual con una dotación de 4.000 euros, cantidad con la que la organización animalista hará frente a las actividades desarrolladas a lo largo de todo el año 2019.

En total, según recoge la memoria, la asociación desarrolló en el Ayuntamiento de Gondomar en los nueve primeros meses del año un total de 53 intervenciones, la mayoría de ellas con gatos, y, básicamente centradas en el servicio de recogida por abandono, castraciones o instalación de los chips en los animales.

No se puede olvidar el caso de “Morgan”, un felino que debe la vida a la Asociación Proyecto Gato tras recogerlo gravemente herido en la parroquia de Morgadáns, con más de 50 perdigonazos en su interior, lo atendió y buscó un hogar de acogida. Un caso que contó con la colaboración de la Policía local y la Guardia Civil del municipio para su resolución, tras presentarse la pertinente denuncia, que finalizó con la condena del responsable de la maltrecha situación del animal.

Paco Ferreira recuerda la importancia de la implicación de las administraciones locales con este tipo de asociaciones donde “la colaboración estrecha es necesaria para cubrir objetivos comunes que redundan en beneficio de nuestra localidad, y también de los animales”. En ese sentido ha mostrado su disposición a mantener la colaboración e “incluso si es necesario valorar la posibilidad de incrementar la dotación presupuestaria”.

Así subraya el importante trabajo que realizan respecto al control de colonias felinas que puedan existir en el municipio “sin olvidarnos de las campañas de sensibilización y concienciación social que desarrollan desde el inicio de su labor”, hace ya más de 13 años.

Una idea que subraya Fátima Lago Vargas, integrante de Proyecto Gato, que afirma que “queda mucho camino que recorrer en este sentido. Nuestro objetivo es concienciar sobre la importancia de la castración y el microchip en los animales” porque “es la forma de evitar los abandonos y la aparición de grandes colonias felinas en nuestros municipios”.

Agradece la colaboración del Concello de Gondomar porque “toda ayuda es poca para hacer frente a los gastos que genera nuestra actividad”. Recuerda que son más de 300 los animales que en la actualidad tienen en sus instalaciones, y que, en breve podrán trasladarse a la nueva sede que esperan poner en marcha en breve en Prado, en la parroquia de Morgadáns.

La portavoz de la Asociación Proyecto Gato y el gobierno local seguirán colaborando, tal y como manifestaron, en la programación de actividades que redunden en estas ideas y en la consecución del objetivo que se persigue desde la organización que es el “abandono cero”, para lo que no se descartan nuevas campañas de información y sensibilización ciudadana, entre otras cuestiones.

Anuncios