La Xunta inicia obras de refuerzo de firme en la autopista del Val Miñor

La Consellería de Infraestructuras y Movilidad, a través de la Agencia de Infraestructuras y Movilidad, inició este lunes las obras de refuerzo de firme en las autopista AG-57 Puxeiros-Val Miñor, y AG-55 A Coruña-Carballo, con una inversión de más de 320.000 euros.

En estas dos autopistas se realizarán distintas actuaciones en función de las necesidades de los distintos trechos de la misma, comenzando por la reparación localizada del firme a través del fresado y reposición con mezclas bituminosas en caliente en el espesor necesario en ambos lados de la autopista AG-57 y AG-55.

En la autopista Puxeiros-Val Miñor los trabajos que comenzaron ayer se ejecutarán en el sentido decreciente de la vía, entre el enlace de Vincios y el peaje entrada a playa, Vincios y Red, así como entre los puntos kilométricos: 8+851y 8+990, 5+668 y 5+650 y 2+479 y 2+500. En sentido creciente, se intervendrá en Gondomar 11. Esta actuación, siempre que las condiciones meteorológicas lo permitan, prevé un plazo de ejecución de 5 jornadas.

En la autopista A Coruña-Carballo, tras finalizar recientemente la intervención de reparación localizada de firme, este lunes continuarán los trabajos con la reparación superficial en los tramos que se corresponden con los siguientes puntos kilométricos: 03 y 05+300, 07+500 y 08+500, 11 y 13, y 15 y 13+800. El plazo estimado de esta actuación es de 10 jornadas, siempre que lo permitan las condiciones meteorológicas.

Las obras de esta nueva campaña de refuerzo de firme se completará en la AG-55 con el relevo del adoquín por aglomerado en la salida 22, peaje playa de A Laracha. En este caso la duración de los trabajos se estima en 2 días, previéndose su inicio el día 4 de noviembre.

El departamento de Infraestructuras de la Xunta sigue trabajando en el objetivo prioritario de conservar la red viaria autonómica en óptimas condiciones para incrementar la seguridad viaria y proporcionar a los usuarios unas vías cómodas que mejoren su calidad de vida, potenciando el desarrollo económico y social de los municipios gallegos.