La modificación de las Normas Subsidiarias de Nigrán permitirá rehabilitar viviendas antiguas y sin licencia

El gobierno de Nigrán actualizará en el próximo pleno ordinario de 30 de septiembre y tras décadas sin revisar tanto las normas subsidiarias del planeamiento (vigentes desde 1991) como el inventario de viales públicos (vigente desde 1999), cuestiones ambas que facilitarán la tramitación urbanística a los vecinos y que pondrán fin a muchas incorrecciones entre la norma escrita y la realidad. “Son asuntos sin tocar desde hace más de 20 años y que ahora, gracias a esta mayoría absoluta con la que contamos, podemos agilizar de una vez por todas en interés de todos los vecinos”, resume el alcalde, Juan González.

Así, a través de una propuesta del gobierno, se aprobará provisionalmente la modificación puntual número 25 de las Normas Subsidiarias que rigen el planeamiento de Nigrán desde 1991 (hace un año se había votado por mayoría absoluta la aprobación inicial que permitió someterlas la exposición pública y período de alegaciones por dos meses). Esta cuestión será el último trámite desde el Ayuntamiento antes de que lo apruebe definitivamente la Xunta, que será cuando se les abra un nuevo horizonte a muchos propietarios de viviendas anteriores a 1975 (consecuentemente sin licencia de ocupación) que desean rehabilitarla y que hasta ahora no podían, motivo por el que incluso entidades vecinales como “A Irmandade de Priegue”, “Monteferro de Panxón”, “A Camoesa” de Camos, “La Unión de San Pedro” u “O Castro” de Chandebrito incidieran en la importancia de llevar a cabo este cambio.

En el sustantivo, el cuerpo de las NNSS se mantuvo vigente en Nigrán a lo largo de casi 30 años y, por lo tanto, al margen de la constante evolución del marco normativo, identificando los técnicos municipales disfunciones que dificultan objetivos como la regeneración y renovación urbana o rehabilitación y eficiencia energética. Así, esta modificación rebaja las restricciones en aspectos como ampliaciones hasta un 50% en núcleos rurales, reduce los retranqueos, relaja las condiciones estéticas o da mayor flexibilidad en la mejora y ampliación de caminos por donde no pueden acceder actualmente ni los vehículos de emergencia sanitaria.

“Seguimos adelante con el PGOM y a buen ritmo, pero gracias a esta aprobación los vecinos podrán resolver cuestiones tan importantes como ampliar su vivienda en caso de necesidad o hacer una nueva división interna de la casa, así que la ciudadanía es la directamente beneficiada de este cambio, especialmente los que tienen una vivienda en el rural o anterior a 1975, cuando no existía la Licencia de Ocupación”, añade González, quien agradece “la mayoría absoluta que permite agilizar temas cruciales como este”. “No son cambios en el modelo urbanístico de las NNSS, esa tarea le corresponde al PGOM, tampoco se varía la calificación del suelo o aumenta la intensidad edificatoria. Sólo se trata de pequeñas correcciones puntuales en las NNSS para solucionar contradicciones con la normativa autonómica y estatal en vigor y resolver así deficiencias detectadas durante este tiempo en la oficina municipal de Urbanismo”, resume el edil de Urbanismo, Diego García.

Inventario de viales públicos

Paralelamente, el gobierno también llevará a pleno el nuevo inventario de vías públicas, que no es actualizado desde mayo de 1999 (tan sólo se hizo un traslado a soporte informático en 2012) y cientos de viales no figuran en él, dando lugar a muchos conflictos urbanísticos para asuntos como obtener una licencia, obtener servicios públicos… Una vez aprobado se abrirá un período de exposición pública y alegaciones durante un mes y, precisamente por este motivo y con el objetivo de tener el mejor documento posible, el gobierno de Nigrán iniciará este miércoles en Priegue una ronda de reuniones con los vecinos de cada parroquia.

Algunas de las incorporaciones esenciales y que hasta ahora no se contemplaban en el inventario son la propia autopista AG-57, el Polígono de Porto do Molle, el SAU1 de Monteferro, el SAU3 de Area Alta-Panxón, el SAU4 de Castelao/Telleiras o el SAU7 de Rans. Otros son viejos caminos que nunca llegaron a ser inventariados cómo públicos. “Muchas de estas nuevas calles que se añadirán al callejero municipal ya tienen incluso la placa con el nombre desde hace años, pero hay decenas de ellas que no y, en este caso, los estudios de microtoponimia que llevamos contratados en estos años permitieron “bautizarlos” de la manera correcta, tal y como lo conocen desde antaño los parroquianos”, aclara el alcalde.

El documento cuenta además con planos sobre fotografía aérea de los caminos, fichas individualizadas, archivo informático extensión. KMZ visualizable en la aplicación Google Earth y fichas del inventario. Figuran en planos divididos por parroquias con fichas de cada uno que incluyen datos como número, denominación, inicio, final, superficie, longitud y ancho medio, pavimentación y servicios.

“Es un gran trabajo hecho por los propios técnicos municipales, que conocen perfectamente la realidad del ayuntamiento”, finaliza el alcalde.

Anuncios