Ejemplo de superación y victoria del Gondomar CF a domicilio ante el Matamá

Movido encuentro el presenciado ayer en el campo de Penedo da Moo en Vigo, entre dos muy buenos conjuntos, que demostraron un gran nivel competitivo. El partido se confundió mucho en la segunda mitad, si bien el oficio de los de Víctor Santos permitió salir con los tres puntos hacia Gondomar.

En la primera mitad los gondomareños controlaron el encuentro ante un rival con mucho empuje, si bien se percibía que el encuentro sería trabajoso y que habría que tirar de garra para conseguir algo positivo. A través del dominio del balón y madurando cada jugada en ataque, los visitantes llevaban peligro sobre la meta de Bahía. Los locales por su parte, intentaban salir a la contra pero una atenta defensa consiguió desbaratar las oportunidades de los hombres de André. Mediada la primera mitad un buen centro de Javichu fue finalizado con un gran testarazo de Ramilo, que anotaba el 0-1 para los de Gondomar. A partir de ahí, el partido se confundió y con constantes faltas, no hubo un juego fluido. Los locales empatarían con uno buen gol de Rafa ocho minutos más tarde, si bien los visitantes no bajaron los brazos y siguieron haciendo un partido muy serio. Cinco minutos más tarde y desde la frontal del área, Javichu volvería a adelantar al Gondomar con gran gol por la escuadra, haciendo justicia a lo visto en el terreno de juego. Antes del descanso hubo tiempo para la polémica, pues el árbitro anularía un gol local marcado con la mano, por falta sobre un David Bas que se tuvo que retirar en ambulancia, después de sufrir un cobadazo en la mandíbula, y no encontrarse en condiciones de seguir. Ya fue en el descuento de la primera mitad, por lo que el míster hizo el cambio en el tiempo de ocio, dando entrada a Pablo Ozores.

En la segunda mitad Víctor Santos intentó de mentalizar a los suyos del lío que les esperaría en ese tiempo, si bien cualquier instrucción fue poca. La permisividad arbitral y la tentativa de parcialidad en busca de la compensación, hizo que el partido se calentara, si bien el oficio de los de Gondomar no entrando en líos provocó que conseguieran un resultado positivo. El empuje local en los primeros minutos fue muy grande, pero sin la necesidad de que Sebas interviniera salvo en dos acciones puntuales. Apuntaló el míster el equipo dando entrada a Carlos Díaz y a Brais, intentando buscar la profundidad con un Kevin que entró como extremo. En la contra metió Ramilo el 1-3, pero no era el momento, y el gol fue anulado por fuera de juego para incredulidad de locales y visitantes. En el tramo final los nuestros supieron retener el balón y continuar trabajando a las contras, y mismo Ozores pudo ampliar diferencias. Un Pablo que venía de recibir un cobadazo con herida en el mentón, por lo que fue castigado con falta en contra y tarjeta amarilla por simular. El marcador no se movería pese a todo, y los tres puntos subirían al tablero del Gondomar. El equipo sigue sin conocer la derrota y puntuando en campos complicados, y ahora toca refrendar este buen arranque en el derbi ante el Tebra, con el que jugarán en la casa en la jornada cuatro.

FICHA TÉCNICA

At. Matamá: Badía, Yago, Santi, Rodri, Coru, More, Jimy, Javi, Yaguito, Rafa y Jito. También jugaron Jorge, Pisco, Dani e Capi.

Gondomar CF: Sebas, Javichu, Marcelo, Romero, Dani Cabezas, Pablo Gul, Álex Oya, Mario, Diego Casaleiro, Bas y Sergio Ramilo. También jugaron Carlos Díaz, Brais Pazos, Kevin y Pablo Ozores.

Árbitro: José Miguel Merino Encinas, del colegio de Vigo. Amonestó con tarjeta amarilla a los locales Rodri y Emi; y a los jugadores del Gondomar Ramilo, Ozores, Kevin y Javichu.

Incidentes: Partido disputado en el Campo Penedo da Moo ante unas 100 persoas, en una tarde en la que el tempo respetó.