Sanidade insta a mantener la recomendación de no bañarse en el río Muíños

FOTO: ALBERTO RODRÍGUEZ // Desembocadura do río Muíños.

La Xunta de Galicia mantiene la no recomendación de baño en la desembocadura del río Muíños, en Playa América, aún tras comprobar que los niveles de contaminación microbiológica están volviendo a la normalidad. Sin embargo instan al Concello a que señalice debidamente la zona desaconsejando el baño de manera permanente ya que se trata de un tramo que no está inventariado y del que no pueden dar garantías sanitarias. Este argumento estriba en que el punto de muestreo de la Xunta se encuentra en la propia orilla y los niveles se ven alterados debido a la dilución del agua y que al mismo tiempo se contrastan con un punto “georreferenciado” que se encuentra más alejado del propio río.

Así pues la última prueba realizada el 11 de agosto arrojó unos resultados de 450 NMP/100ml de la bacteria escherichia coli frente a los 1000 indicados como tope, lo que indica una reducción en cuatro días cuatro veces menor que la recogida el 7 de agosto y en donde la cantidad ascendía a 2000. Pese a que los índices de concentración se encuentran dentro de los parámetros aceptables, éstos se encuentran cuarenta veces por encima de los obtenidos por ejemplo en el mes de junio con unos valores que rondaban los 10 NMP/100ml. Los datos publicados apuntan a que todo está volviendo a la normalidad sin embargo desde el organismo dependiente de la Xunta indican que desde el día 7 de agosto realizaron al menos cuatro pruebas, la primera el 7, la segunda el 9, la tercera el 11 y la cuarta el martes 13. Además detectaron diferencias considerables en los resultados obtenidos del punto georreferenciado en Playa América frente a la desembocadura del río Muíños.

Pese a todo el Sergas advierte de que las zonas en las que pueden dar garantías son las que se encuentran recogidas en el inventario, como en el caso de la desembocadura, pero matizando en qué punto de muestreo se encuentra en la orilla del mar y dentro del agua salada. Este hecho no se podría extrapolar al río ni a los meandros, en el que todo apunta que es el causante de la contaminación con lo que es de suponer que los niveles microbacterianos aumentarían estrepitosamente a medida que las tomas se fuesen haciendo hacia su cauce.

Una vez más y tras los resultados obtenidos, desde la administración procedieron a realizar las notificaciones pertinentes para llevar a cabo el acotamiento de la zona y la colocación de cartelería desaconsejando el baño. Si bien es cierto que los responsables de área en Nigrán colocaron un panel informativo, este ni se encontraba en la playa ni en la zona afectada, sino en un cartel de información al usuario en el paseo y a 300 metros de la desembocadura, cuando la normativa especifica que debe de estar a pie de playa y a cuarenta metros de distancia a un lado y al otro del foco.

Anuncios