Obdulio Iglesias considera “irresponsable” informar sobre la situación de la Policía Local de Gondomar

FOTO: CONCELLO DE GONDOMAR

El Jefe del Cuerpo de la Policía Local de Gondomar, Obdulio Iglesias, responde a través de un comunicado a las informaciones vertidas en los medios de comunicación, redes sociales y tableros de anuncios de alguna cafetería de la villa.

“Como funcionarios públicos estamos sometidos diariamente al escrutinio de la ciudadanía en el ejercicio de nuestras funciones, y aceptamos como parte de nuestro trabajo las críticas y las discrepancias que puedan surgir. Atendemos a las vecinas y a los vecinos, sus necesidades, requerimientos y solicitudes, que día a día entran en la Jefatura, y gestionamos las denuncias administrativas y judiciales, y cuando cometemos errores, que como seres humanos puede ocurrir, intentamos corregirlos, y de ser el caso, me disculpo personalmente como responsable de este Cuerpo desde 2017”, comienza el escrito.

El Jefe de la Policía Local gondomareño recuerda que los alegatos, las quejas e incluso las denuncias tienen unos procedimientos que nunca podrán ser el linchamiento mediante escritos anónimos o en redes sociales por perfiles falsos o anónimos, “porque este cargo que hoy ejerzo, representa un servicio público que no puede hacer dejadez de funciones ni omitir sus deberes y menos por presiones de este tipo; máxime cuando vienen acompañadas de actos de vandalismo en las dependencias policiales”.

Obdulio Iglesias explica además que la Policía Local de Gondomar forma parte del sistema de seguridad pública que ha cubierto el territorio municipal las 24 horas del día los 365 días del año; “de este modo estamos coordinadas todas las fuerzas y cuerpos de seguridad a través de diversas salas, y Gondomar es un municipio muy seguro con índices de delincuencia relativamente bajos”.

Asimismo, destaca que en la actualidad están en proceso de cubrir nuevas plazas policiales desde 2008, ya que hace 11 años que no se incorporan funcionarios de policía propios, “pero esto requiere presupuestos, plazos y requisitos”. Por último, subraya la irresponsabilidad que supone informar sobre el número de efectivos, su situación y sus períodos de vacaciones, “puesto que esta información comporta riesgos innecesarios”.

Anuncios