El PP de Gondomar critica la búsqueda de efectivos en las redes sociales para una Policía Local bajo mínimos

FOTO: PEPE COSTAS

La portavoz del Partido Popular de Gondomar, Paula Bouzós, culpó al alcalde, Francisco Ferreira, del desmantelamiento del cuerpo de la Policía Local que en estos momentos sólo dispone de dos policías y dos auxiliares para atender una población que en esta época sube de los quince mil habitantes.

Actualmente el personal consta de seis efectivos policiales, de los cuales dos están de baja, uno de excedencia y dos de vacaciones, un Oficial-Jefe y dos Auxiliares ya que los otros dos renunciaron a su puesto, quedando el Oficial-Jefe al servicio, un policía y dos auxiliares. Durante este mes de agosto no hay servicio de tarde ni de noche, y turnos de mañana cubiertos a base de horas extra. Lo más grave es que esto es algo que ya se viene arrastrando de meses atrás. Ya en el mes de julio también se suspendieron turnos, (inclusive en las fiestas patronales de San Bieito). Para el Partido Popular de Gondomar no es de recibo ni nada serio que el alcalde trate de “reclutar” efectivos policiales a través de publicaciones en las redes sociales y a la desesperada.

“La Policía Local es un cuerpo de vital importancia para la seguridad de los vecinos de Gondomar, y sus miembros son personas formadas y capacitadas para realizar sus encargos, y para eso está la Academia Gallega de Seguridad Pública (Agasp). Si el alcalde quiere hacer un concurso en las redes sociales, que use otro motivo de menos importancia para los vecinos”, comentó la portavoz del PP de Gondomar.

A todo esto hay que añadir que dos policías que estuvieron en comisión de servicio entre los años 2017 y 2018 y que podrían seguir un año mas, volvieron a sus respectivos ayuntamientos, motivado por las desavenencias con el actual Jefe de la Policía Obdulio Iglesias Otero, nombrado por el alcalde Francisco Ferreira para “darle un revulsivo a la Policía y transformarla según los planes que tengo”, según las manifestaciones del propio regidor. La figura de Obdulio Iglesias como Jefe de la Policía viene siendo tema de controversia en Gondomar hasta el punto que en los últimos días aparecieron en algunos puntos del centro y en las redes socias unos folletos para recoger firmas solicitando el cese del mismo.

Cabe recordar que cuando Ferreira llegó a la alcaldía la Policía Local contaba con once efectivos, (7 policías, 1 oficial y 3 auxiliares), encontrándose vacantes a mayores dos plazas de Policía y una de Inspector.

En declaraciones hechas por el alcalde socialista en el año 2015 en la inauguración de las nuevas instalaciones de la Policía, Francisco Ferreira hizo referencia a que llevaba una camisa azul “porque siente los colores del cuerpo”. Asimismo, aseguró que el personal se encontraba mermado en estos ratos, y el objetivo era “crear un cuerpo fuerte que atienda las demandas vecinales propias de un municipio próximo a los 15.000 habitantes”, teniendo intención de incluir en el presupuesto de 2016 dos nuevas plazas de policías y una de oficial “e ir incrementando progresivamente la plantilla hasta llegar a 15 agentes, que es lo que le corresponde a Gondomar por ratio de población”.

Desde el Partido Popular de Gondomar instan al alcalde que deje atrás la demagogia y que ponga a trabajar en este asunto al concejal delegado de seguridad, José Manuel Chamorro, para garantizar la seguridad del vecindario. “La seguridad ciudadana debe ser siempre un asunto de máxima importancia, y el alcalde lo debería saber, toda vez que fue en el pasado jefe de este mismo cuerpo policial”, aseguraba la portavoz del PP gondomareño.

Anuncios