80 años de Ofrenda del Mar en Panxón

El Jefe del Servicio de Salvamento Marítimo de Vigo, José María Suárez-Llanos, fue el encargado de presentar este sábado en el Templo Votivo de Panxón (Nigrán), la tradicional Ofrenda del Mar, una ceremonia que se celebra cada año desde 1939 en la histórica iglesia del arquitecto porriñés Antonio Palacios consagrada a la Virgen del Carmen, patrona de los marineros, organizada de forma rotatoria por las marinas mercante, a la que le correspondió en esta ocasión, de pesca, deportiva y por la Armada.

Cuando se cumplen 80 años desde que se realizó la primera Ofrenda del Mar, Suárez-Llanos recordó en su discurso que han sido “80 años en los que, ininterrumpidamente, te hemos pedido que intercedas por nuestras vidas y también clemencia a las tempestades de la mar pues, al fin y al cabo, la calma garantiza en buena parte nuestra seguridad, calmada la mar, calmados nuestros espíritus”.

El Jefe del Servicio de Salvamento Marítimo de Vigo se acordó también de los refugiados y migrantes, “de aquellos que no siendo marinos, están en la mar, de aquellos que buscan un nuevo devenir e ilusión en sus vidas, perseguidos por la injusticia que empuja a estos hombres y mujeres a la mar incierta, y altamente siniestra, en sus frágiles embarcaciones”.

“Como siempre ha sido en la mar -continuó Suárez-Llanos-, por nuestro trabajo, especialmente en la Marina Mercante, la ausencia es nuestra cuesta, nuestra aspereza, la ausencia que día a día superamos pero está presente, la de los seres queridos, pero no la de la Reina de los Mares, que siempre está ahí, esa Estrella de las Estrellas, para saber a dónde vamos, para saber dónde estamos, y así, arribar a nuestro puerto, nuestra casa”.

Antes de la intervención del Obispo de la Diócesis de Tui-Vigo y Obispo promotor del Apostolado del Mar, Luis Quinteiro Fiuza, encargado de dar la réplica al Oferente, el Jefe del Servicio de Salvamento pidió “como en estos 80 años” a la Virgen del Carmen “que veles por aquellos que están en peligro en la mar, tu mar, y que des calor a las familias de los marineros que ya no están, como tú bien sabes dar”.

La octogésima edición de la Ofrenda del Mar en el Templo Votivo de Panxón acabó, como viene siendo tradición, con la Bendición al Mar y el canto de la Salve Marinera. Como siempre la celebración estuvo acompañada por el Coro Stella Maris de Panxón, y por vez primera, el Palio fue portado por una persona de cada Marina: Ricaro Lion de la Mercante, Carlos Sande por la Armada, Alfonso G. Cayetano por la de pesca, José Luis Álvarez por la deportiva, Ramón Vázquez por el Apostolado del Mar, y Francisco J. Comesaña por los Huérfanos de Panxón.

También asistieron, entre otras autoridades, el conselleiro de Sanidade, Jesús Vázquez Almuiña, y el alcalde de Nigrán, Juan González.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios