La Xunta adjudica las obras de mejora de la PO-552 en Nigrán y Baiona por más de 318.000 €

FOTO: CONCELLO DE NIGRÁN // Cruce da PO-552 no que se fará unha rotonda.

La Xunta viene de adjudicar las obras de mejora de seguridad viaria en la carretera PO-552, entre la glorieta de conexión con la AG-57 y Sabarís, en los Ayuntamientos de Nigrán y Baiona, con una inversión de más de 318.000 euros. Esta intervención, adjudicada a la empresa Construcciones Taboada y Ramos, tiene un plazo de ejecución de unos 6 meses. Se trata de una actuación que define la ejecución de los trabajos de mejora de la seguridad viaria y la eliminación de un trecho cualificado como “punto negro” en el tramo de la carretera Vigo-Tui, comprendido entre los puntos kilométricos 10 740 y 13 440.

Los trabajos consistirán en la mejora de intersecciones en las que se produce una mayor parte de los accidentes en este tramo. Se ejecutarán cambios de sentido y se habilitarán carriles centrales de espera para facilitar los giros a la izquierda en las intersecciones que tienen suficiente visibilidad, y se reordenarán los giros en aquellas intersecciones que no tienen la visibilidad necesaria para garantizar los giros en las deseables condiciones de seguridad. Más en concreto, se ejecutará una semiglorieta en la intersección del punto kilométrico 10 740, para facilitar los cambios de sentido, y una nueva glorieta en el punto kilométrico 11 150, que se corresponde con la calle Rans.

También se mejorará la intersección existente en el punto kilométrico 11 500 con el camino Carballal, con la ejecución de un carril central de espera y semiglorieta, y se reordenará la intersección con las calles Cruceiro y Sarmiento, con la ejecución de un carril central de espera. Además se ejecutarán tramos de aceras complementarios a la mejora de las intersecciones, se reforzará la señalización de los pasos de cebra del tramo para facilitar su percepción. Se instalarán balizas entre los puntos kilométricos 13 180 y 13 440, para evitar el estacionamiento indebido en varios accesos situados en la margen izquierda en la Avenida Foz del Miñor, que reducen su visibilidad.

Hace falta destacar que la Xunta ha incorporado a este proyecto las aportaciones de los vecinos de este entorno. Así, por ejemplo, en otoño, en paralelo a esta obra, se va a acometer una mejora de seguridad para peatones en la intersección de la PO-552 con el ramal de la AG-57, de modo que se facilite el tránsito por las márgenes de la vía y se facilite el cruce. Además, siguiendo la petición de los vecinos, la glorieta del punto kilométrico 12 350, en la intersección con la calle Valle Inclán, se va a ajustar en su ejecución para reducir la afición, de manera que no interrumpa el acceso al Camiño das Barreras.

Estas obras están enmarcadas en la estrategia de la Xunta para tener eliminados en 2020 todos los trechos de concentración de accidentes en las vías autonómicas.

Anuncios