Nigrán celebra el éxito de la campaña #SanXoanSenLixo

El Ayuntamiento de Nigrán celebra el éxito de su primera campaña municipal de concienciación ambiental #SanXoanSenLixo al amanecer Playa América-Lourido libre de desperdicios, una imagen sin precedentes en esta fecha. Así, de las 20 toneladas aproximadas de basura generada, más de un 90% fue depositado por los usuarios en los correspondientes contenedores a pie de playa, llenándose por completo las islas de reciclaje dispuestas por vez primera en las entradas. Gracias a estar todo recogido previamente, los operarios de limpieza finalizaron su trabajo en escasas dos horas, estando la playa limpia por completo a las 9:00, un tiempo record. El Ayuntamiento de Nigrán mantendrá esta campaña siempre y la focalizará el próximo año en que no se hagan grandes agujeros en el arenal, petición que aunque sí se incluía en el decálogo de buenas prácticas lanzado por el Ayuntamiento no era a protagonista de #SanXoanSenLixo.

“Estamos asombrados por el éxito que tuvo la campaña para evitar que la basura acabara en el mar, quedó demostrado que fue un gran acierto y que la juventud responde, por lo que el próximo año continuaremos con ella y la centraremos en que no se hagan grandes agujeros, objetivo aún por cumplir”, reconoce el alcalde, Juan González, quien estuvo con los 33 brigadistas medioambientales que desde las 23:00 a la 1:00 horas recorrieron la playa pidiendo a los participantes en la fiesta que depositaran la basura en los contenedores. “La brigada era recibida con aplausos y con absoluto respeto y educación por parte de los jóvenes, que inmediatamente se comprometían a cumplir con el reto de un #SanXoanSenLixo. Estamos muy agradecidos a todos estos voluntarios”, destaca González, quien reconoce que “las previsiones de éxito fueron superadas y los contenedores se quedaron incluso cortos”. “Al ser insuficientes, muchos depositaron la basura en bolsas al pie de los mismos; el próximo año los multiplicaremos y buscaremos algunos de gran capacidad”, incide.

Los casi 800 metros lineales de mallas que blindaban las dunas contaban con lonas informativas de la campaña con un breve decálogo que también recordaban los brigadistas: “No dejes basura. Recicla. Respeta la protección del sistema dunar. Evita hacer agujeros, tienen impacto negativo en el ecosistema. Recuerda que las colillas también contaminan. Súmate a esta campaña medioambiental difundiéndola y concienciando a los tuyos”.

La noche transcurrió sin apenas incidentes destacados: un único traslado al hospital por un corte leve en cabeza y 20 intoxicaciones etílicas.

Paralelamente, también por vez primera, el Ayuntamiento de Nigrán instaló un “Punto violeta” en el paseo marítimo de Panxón de 9:00 a 2:00 con el objetivo de informar, sensibilizar y prevenir cualquier tipo de comportamiento sexista que pudieran sufrir las mujeres durante la celebración de la fiesta. Contó con las dos técnicas del Centro de Información a las Mujeres del Ayuntamiento de Nigrán y tres agentes de igualdad que se ocuparon de la dinamización de la misma. Bajo el lema “Queres? Nunca sen un sí” está destinada a la población joven y pretende prevenir las agresiones sexuales en entornos lúdicos y sensibilizar en torno a la violencia de género, así como prestar apoyo en caso de agresiones sexuales. Esta misma campaña se repetirá en otros eventos señeiros del Ayuntamiento.

Desde el punto de vista de la atención sanitaria, la fiesta contó con dos hospitales de campaña en contacto directo con el 061 que, como novedad, se situaron en las instalaciones deportivas municipales de Gaifar y estuvieron atendidos por un médico, cuatro técnicos sanitarios, 3 enfermeros y 25 efectivos de protección civil (muchos de ellos titulados sanitarios). Además, contó con una ambulancia básica y otra avanzada. Desde el punto de vista de la seguridad el dispositivo estuvo compuesto por todo el personal de la Policía Local con refuerzos (26 efectivos en total); dos bomberos del GES, una docena de agentes de la policía autonómica que se dedicaron fundamentalmente al control de la venta y consumo de alcohol de menores; 57 guardias civiles (entre ellos del Seprona) que se ocuparon especialmente de vigilar la protección del sistema dunar o del control en la venta de alimentos y, adicionalmente, por vez primera hubo una patrullera de servicio marítimo en el mar.

“Esta fue la primera toma de contacto con dos campañas que vienen para quedarse y que tuvieron un éxito rotundo: la de celebrar un San Xoán más sostenible medioambientalmente y la de prevención de la violencia de género en las fiestas”, resume el regidor, Juan González.