Carlos Gómez será el nuevo alcalde de Baiona tras pactar PSOE, NÓS y BNG

FOTO: PEPE COSTAS // Carlos de la Peña, Carlos Gómez e Iago Pereira.

El cambio en Baiona ya es un hecho y en la tarde de ayer los líderes de PSOE, NÓS y BNG anunciaron el pacto que les permitirá formar un gobierno compuesto por diez concejales de aquí a los próximos cuatro años, desbancando a un Partido Popular que lleva con la batuta de mando desde 2004 de manera ininterrumpida. Así pues los círculos se cierran y el ciclo se repite.

Si hace casi 16 años los populares arrebataron la alcaldía al por aquel entonces socialista Carlos de la Peña mediante una moción de censura que colocó al mando a Jesús Vázquez Almuíña, ayer fue precisamente De la Peña el que formalizó el tripartito con el socialista y futuro alcalde Carlos Gómez y el nacionalista Iago Pereira, aunque en esta ocasión al abrigo del partido independiente NÓS con la rúbrica de un documento que marcará las pautas cooperativas hasta 2023 y que dejó al PP sin opciones. Una firma simbólica seguida de un apretón de manos a tres bandas llevado a cabo en el salón Condal del parador Conde de Gondomar de Baiona.

Durante la rueda de prensa celebrada ayer tanto Gómez, como De la Peña y Pereira coincidieron en que su acuerdo responde a “una necesidad de cambio que se vio reflejada en las urnas” y que tratarán de gobernar “aportando estabilidad de aquí a los próximos cuatro años”. El futuro regidor de la villa afirmó que son conscientes del reto que supone “el cambio” y que lo afrontarán con “humildad, prudencia y tratando de cumplir las altas expectativas fijadas”. Poco se sabe en firme del reparto de competencias aunque Gómez adelantó que “ya está todo decidido” pero que lo harán público en la celebración del primer pleno de constitución de gobierno, al igual que la asignación de salarios de los dirigentes. En este sentido lo único que aseguraron es que no sobrepasarán el techo de gasto del PP en las partidas.

En cuanto al acuerdo firmado adelantaron que “dará prioridad a los vecinos de la villa” y que a partir de mañana 15 de junio, momento en el que el líder socialista asumirá el bastón de mando, “la casa consistorial permanecerá con sus puertas y ventanas abiertas”. Pereira calificó la situación de “transformadora” y mantuvo que “gracias a la voluntad del pueblo reflejada el 26 de mayo se abre una vía al cambio que va a salir bien”.

De la Peña por su parte agradeció la llegada a buen puerto de “un acuerdo que fue muy laborioso”, que permitió la llegada de una nueva etapa que además “modificará el funcionamiento del Concello hasta el momento y con una base suficiente para construir un nuevo gobierno”.

Anuncios