Gondomar ya tiene redactado el Plan Contra Incendios Forestales

El Concello de Gondomar, a través de una subvención solicitada en el 2018 a Aprol Rural por una cuantía de 16.500 euros que le ha permitido la contratación de un Técnico en Medio Ambiente durante un período de 9 meses, ha elaborado el Plan Contra Incendios que está pendiente de aprobación, cumpliendo con la obligación que tienen todos los municipios de redacción de un instrumento que es fundamental en materia de prevención y que a mayores es de obligado cumplimiento, sobre todo para aquellos con suelo forestal. Este documento, una vez finalizado el procedimiento de aprobación definitiva, será remitido a la Consellería de Medio Rural.

Continuando con esta labor de prevención, nuevamente se ha solicitado la subvención para este ejercicio 2019, que permitirá llevar adelante la contratación de personal especializado en esta materia y que desempeñará labores complementarias de ese proyecto.

Tras la aprobación de la Ley 3/2007 de 09 abril, de prevención y defensa contra incendios forestales de Galicia, se establece que los municipios deberán de elaborar su propio Plan Municipal de Prevención y Defensa Contra los Incendios Forestales. En este documento se analizan las distintas situaciones que generan riesgo de incendio en la interfaz urbano-forestal y se establecen las medidas adecuadas para eliminarlos o reducir la gravedad de sus consecuencias.

En este plan, se indican las actuaciones a realizar en la gestión de biomasa de la red de fajas secundarias del término municipal, en sus zonas vulnerables, así como los medios humanos y materiales destinados a la prevención y defensa ante un incendio forestal en el municipio.

Gondomar está clasificado como territorio ZAR (Zona de Alto Riesgo de Incendio) debido a la ocurrencia de incendios forestales a lo largo de su historia y a la importancia de sus valores amenazados. Estas zonas se reconocen como prioritarias en la aplicación de medidas en prevención y defensa más rigurosas contra los incendios forestales.

El alcalde de Gondomar, Paco Ferreira, entiende que después de lo vivido en octubre del 2017, donde las llamas que comenzaron en la parroquia de Peitieiros, apareciendo rápidamente otros focos en parroquias como Couso y Morgadáns, llegando a tener en poco tiempo un frente de casi 10 kilómetros, era prioritaria la redacción de ese documento que marca las directrices en materia de prevención, que son fundamentales para la defensa de nuestros montes y para evitar ese tipo de hechos. “Un Concello que pretende que sus recursos en materia forestal sean un motor no solo de su economía, sino también de la paisajística, el turismo y de la política ambiental, no podía obviar esta carencia y la responsabilidad de la administración local”.