El saneamiento del Barrio de A Pedra en Morgadáns, visto para sentencia

Quien conozca el Barrio de A Pedra en Morgadáns sabrá que se trata de un barrio histórico único en el Ayuntamiento de Gondomar, y que aun así carece de un servicio tan básico como es el saneamiento. Se trata de una vieja reivindicación de los vecinos del barrio, y que a pesar de contar con varios proyectos redactados para llevarlo a cabo, el primero de 2008, e incluso contar con las diferentes autorizaciones sectoriales (Augas de Galicia desde primeros de este año); docenas de pronunciamientos plenarios unánimes, etc, a día de hoy está sin hacer.

El último acuerdo plenario, también por unanimidad, fue en febrero de 2018 donde se acordaba expresamente incluir las obras del saneamiento de A Pedra en la Línea 1 del Plan Concellos de Diputación Provincial de Pontevedra. Por tanto, un acuerdo vinculante, toda vez que indica expresamente de donde tiene que salir la financiación de las obras acotando la discrecionalidade del Alcalde.

“Fue precisamente la negativa del Alcalde a cumplir ese acuerdo plenario vinculante y a consensuar con Manifesto Miñor (en esa altura socios de gobierno) el Plan Concellos de la Diputación, lo que nos obligó a interponer en el Juzgado del Contencioso Administrativo un pleito por inactividad del Ayuntamiento que quedó visto para sentencia el pasado 30 de abril”, señala Antonio Araújo.

“El vecindario debe saber, por si aún alguien tiene dudas, que Paco Ferreira es un alcalde que rechaza por sistema el consenso y que sólo piensa en su beneficio personal y político, despreciando todas aquellas propuestas que no vengan de él mismo. Fue por eso que no tuvimos más alternativa que acudir a los tribunales para hacer cumplir un acuerdo plenario, cuyo cumplimiento, las obras proyectadas, ayudarían a resolver un grave problema, incluso de salubridad pública, de grande urgencia”, añade Araújo.

Desde Manifesto Miñor, y dado como se desarrolló el juicio, tienen fundadas esperanzas en que la Justicia por fin finalizará con tantos años de abandono municipal del Barrio de A Pedra, obligando a Paco Ferreira a cumplir un acuerdo plenario que él mismo votó a favor. “A mayores, con esta acción, queda claro también el compromiso de MM con las necesidades básicas de las parroquias de Gondomar que tan poco le importan al alcalde actual”, concluye Araújo.

Anuncios